DAKAR 2018

Histórico: Kevin tomó el mando en motos

El salteño Kevin Benavídes, se adueñó de la punta del Rally Dakar 2018, al cabo de la sexta etapa, que se disputó entre la ciudad peruana de Arequipa y la capital de Bolivia, La Paz, siendo el primer argentino en puntear la clasificación general en motos. Merced a un planteo de carrera muy inteligente, Kevin se quedó con el segundo lugar en el parcial, detrás del pentacampeón Mundial de enduro, el francés Antoine Meo, un viejo conocido del salteño, cuando éste daba sus primeros pasos en Europa.

En una histórica jornada para el salteño Kevin Benavídes, se convirtió en el primer argentino en liderar la clasificación general en motos en el rally

Merced a un planteo de carrera muy inteligente, Kevin se quedó con el segundo lugar en el parcial, detrás del pentacampeón Mundial de enduro, el francés Antoine Meo, un viejo conocido del salteño, cuando éste daba sus primeros pasos en Europa. El tiempo del ganador de la etapa fue de 1h54’10”, mientras que el salteño y el australiano Toby Price, lo escoltaron a 30 seg.
Kevin domina la clasificación general en 16h 33m20s y aventaja por 1m57s al francés Adrien Van Beveren (Yamaha), quien cedió la punta por el 10º puesto en la etapa.
Otra destacada actuación en la jornada fue la de Diego Martín Duplessis (Honda), a 1m13s de Meo. Quien perdió terreno fue el compañero de Kevin, Joan Barreda Bort, ganador del día anterior , al cruzar la meta ayer en el 11º lugar.
En tanto, el mendocino  Franco Caimi (Yamaha) arribó 21º y el salteño Luciano Benavides (KTM), lo hizo en el puesto 26º a 9 minutos de Meo.

De esta forma, Kevin pasará un día tranquilio, con la satisfacción del deber cumplido en la jornada de descanso que tendrán hoy todos los protagonistas en la ciudad de La Paz, para retomar mañana la segunda semana de competencia.


Luciano agradecido
El menor de los Benavides se refirió a un percance que tuvo durante el quinto parcial: “En medio de la etapa tuve un problema con la bomba de nafta y pensé que estaba afuera del Dakar hasta que después de unos minutos Andrew (Short) paró y me ayudó a arreglarlo. Eternamente agradecido por el gran gesto que tuvo”.

Más de Deportes