NUEVO "SUPER MARTES"

El Banco Central y el Mercado frente una nueva licitación de Lebac

Una nueva pulseada entre el BCRA y el mercado pone en jaque al dólar de $40. Un nuevo "super martes" tendrá lugar desde mañana con la subasta de Lebac. El gobierno buscará neutralizar la presión sobre el dólar.

Mañana vencen más de $403.000 millones en Lebac, de los cuales se estima que $300.000 millones están en manos de inversores no bancarias.

El organismo a cargo de Luis Caputo adelantó que su estrategia será renovar únicamente 150 mil millones de los 400 mil millones que vencen. Esto implica que quedarán en circulación unos 250 mil millones de pesos.

 El Gobierno en medio de la renegociación con el FMI y los datos inflacionarios, no quiere una nueva escalada del tipo de cambio. Por lo menos, hasta cerrar el II Acuerdo con el Fondo, y conocer la inflación de setiembre y octubre.

Será una dura pulseada. Pero esta vez, a diferencia del mes pasado, el BCRA avisó que podrá echar mano a las reservas ya con la venia del FMI. Lo haría bajo el mecanismo de subasta. Los privados estiman que la presión sobre el dólar podría significar como mínimo u$s1.000 millones. 

El Banco Central apuesta a compensar parte de los billetes que queden en circulación a través de la suba de 5 puntos de los encajes y la colocación de nuevas letras en moneda local a cargo del Tesoro.

También se venderán reservas para reducir la liquidez de pesos que resulte de los vencimientos. Los bancos destinarían la mayor parte de los pesos cobrados a comprar Leliq con tasas del 60 por ciento.

Pese a todas esas medidas, se especula con la posibilidad de que el dólar vuelva a subir, sobre todo en un contexto de incertidumbre en torno al acuerdo que el gobierno negocia con el FMI, luego del fracaso en tiempo record del primer stand-by. 

 Al igual que en agosto, las entidades financieras no podrán renovar sus Lebac y deberán reinvertirlas en otros activos como Notas a un año de plazo y letras de liquidez (Leliq) a una semana.

De los 400 mil millones que vencen mañana, unos 100 mil millones están en poder de los bancos. De los otros 300 mil millones, se renovarán solo 150 mil millones y el resto podría volcarse al dólar. Para intentar neutralizar esa fuga, el Ministerio de Hacienda ofrecerá Letras del Tesoro, que servirán como alternativa de inversión en pesos para todos los participantes.

Si esa opción fracasa, entonces el BCRA aclaró que estará dispuesto a vender reservas para absorber el exceso de liquidez. “Como ya fue informado, el Central y el FMI han acordado la disponibilidad de recursos adecuados en moneda extranjera (venta de reservas) para asegurar el buen funcionamiento del mercado de cambios a lo largo de esta operación.

En el caso que sea necesario, se ofrecerá dólares de sus reservas mediante subastas”, indicó el viernes en un comunicado.

En el mercado desconfían de la competencia de las autoridades de Hacienda y el Banco Central para maniobrar en este complejo escenario pues desde abril no han hecho más que generar incertidumbre con medidas confusas y contradictorias que terminaron de acrecentar el temor entre los inversores y acelerar la corrida. “En julio el dólar había bajado un 5 por ciento.

En agosto se decidió desarmar las lebacs y dejar más pesos en la calle, el dólar sube un 34 por ciento Ante el éxito indiscutido de la medida esta semana se continuará con el desarme de lebacs”, señaló en su cuenta de Twitter el analista financiero Christian Buteler con una dosis de ironía.

Pese a la difícil situación que enfrenta la economía, otros economistas se mostraron más optimistas, sobre todo luego de que el viernes subieran los bonos y bajara el riesgo país.

“Muy fuerte suba de bonos de Argentina en el día de hoy, con el dólar mayorista arañando los 40 pesos. Da la impresión de que el dinero grande, sabe algo. Sigo positivo en títulos argentinos (bonos y acciones). Al menos de acá a unas semanas”, sostuvo el sábado Miguel Boggiano.

Ese “algo” podría ser el anuncio de un acuerdo con el FMI que prevea mayores desembolsos de los que el organismo multilateral había previsto originalmente. No es seguro, pero el respaldo del gobierno de Estados Unidos a la Argentina lleva a especular con esa posibilidad, aún luego del fracaso del stand-by en la primera revisión.

Más de Economía