12 CADETES INTERNADOS EN LA RIOJA

Por ejercicios extremos detienen a la cúpula de una Escuela de Policía

El gobierno de La Rioja removió el martes a toda la cúpula de la Escuela de Oficiales de la Policía provincial, luego que doce cadetes de la institución debieran ser hospitalizados por haber sido sometidos en instrucción física para el ingreso, a ejercicios extremos y expuestos a una jornada con altas temperaturas.

Siete de doce cadetes de la policía hospitalizados en La Rioja, aún permanecen en terapia intensiva.

Las autoridades de la Escuela de Oficiales de la Policía provincial de La Rioja fueron detenidas, tras conocerse que 12 cadetes fueron hospitalizados luego de que realizaran una rutina de ejercicios físicos para el ingreso a la institución, en una jornada con altas temperaturas. Siete continúan en terapia intensiva.

La decisión fue resuelta por el gobernador Sergio Casas, tras tomar conocimiento del hecho. Todo ocurrió cuando este lunes un grupo de cadetes se descompensó y presentó graves cuadros de deshidratación, tras haber realizado una intensa jornada de entrenamiento.

Un total de doce aspirantes debieron ser trasladados al hospital Enrique Vera Barros de la capital provincial, de los cuales siete fueron internados en "terapia intensiva".

Según el último parte oficial emitido anoche, el estado de salud de los más graves se encuentra bajo "pronóstico reservado", mientras que los cinco restantes evolucionan favorablemente. Los cadetes afectados oscilan en una edad de entre 19 y 26 años. Según otras informaciones, uno de ellos se encuentra con coma inducido.

En conferencia de prensa, el gobernador informó su orden de remover "en forma inmediata" a todos los directivos de la Escuela de Cadetes, la presentación de una denuncia penal ante la fiscalía general local y "el arresto de la totalidad de la cúpula del Instituto de Seguridad", junto a los instructores a cargo del entrenamiento.

Asimismo, se dispuso la suspensión de las actividades físicas en la casa de estudios policial y anunció que se profundizarán los controles médicos.

"Me siento mal, como todos, porque tratamos de formar policías de la mejor manera y desgraciadamente sucede este hecho. Esperemos que los chicos superen este cuadro médico", dijo Luis Angulo, secretario de Seguridad de esa provincia, quien recordó que hubo internados los años anteriores pero por "lesiones debido a la actividad física".

El acontecimiento ocurrió el lunes pasado cuando una docena de ingresantes se descompensaron luego de ser sometidos a un intenso circuito de actividades físicas. Los cadetes, que tienen entre 19 y 26 años, fueron trasladados a la institución sanitaria ubicada en la capital provincial, donde les diagnosticaron cuadros graves de deshidratación. Del grupo que ingresó al hospital 7 debieron ser internados en terapia intensiva.

El último parte oficial detalla que los pacientes más afectados tienen “pronóstico reservado”, sin embargo los demás evolucionan favorablemente, informaron desde el hospital.

El padre de uno de los afectados, Roque Garay, dijo a Cadena 3 que los cadetes “fueron a las 14.30 y los tuvieron una hora parados en el sol. ¡No saben el calor que hizo! Los empezaron a bailar como a las cuatro de la tarde", afirmó y agregó que su “hijo se cayó y se desmayó. Los instructores son unos bestias, unos verdaderos delincuentes. Eso es ilegal", disparó.

Por su parte, el secretario de Seguridad, Luis Angulo, consignó que las pruebas físicas que se desarrollaron son las que "habitualmente se llevan a cabo por medio de los instructores y profesores". Aunque resaltó que la "exposición prolongada al sol" junto con las altas temperaturas fueron los factores desencadenantes del lamentable evento. "De todos modos, es un hecho complicado y por ello se determinó que se hará una revisión profunda en lo que hace a la instrucción de los cadetes", cerró Angulo.

Al hospital también acudieron los ministros de Gobierno, Juan Luna, y de Salud, Judit Díaz Bazán, la vicepresidente primera de la Cámara de Diputados, Adriana Olima, el secretario de Derechos Humanos, Délfor Brizuela, y otros funcionarios.

Más de El País
"Vamos a poder demostrar sin mayor esfuerzo que todo esto es una mentira", remarcó el abgogado de CFK, Carlos Beraldi.

HABLÓ EL ABOGADO DE CRISTINA

"No hay pruebas, sólo arrepentidos que dicen lo que les dijeron"

Luego de analizar las 50 páginas del procesamiento a la expresidenta, su abogado, Carlos Beraldi advirtió que no hay un solo elemento probatorio más que declaraciones de supuestos arrepentidos que "dicen que les dijeron tal cosa".