AHORA QUIEREN RECICLAR

Ante la prohibición, fabricantes de bolsas no se rinden y buscan alternativas

Los fabricantes de bolsas plásticas están buscando alternativas con el objetivo de asegurar la fuente de trabajo a unos 12.000 trabajadores.

Se estima que las cadenas entregaban unas 500 millones de bolsas por año, antes de la prohibición las empresas no reciclaban.

Tras la entrada en vigencia de la prohibición de entregar bolsas plásticas livianas, tipo camiseta, que se entregaban hasta antes del 1 de enero en los supermercados del país, 

Así lo confirmó a ámbito.com Jorge Metri, presidente de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas del Plástico (Apymep), quien denunció que la medida es "muy perjudicial, y si se extiende al resto del país sería aún mayor la cifra de nuevos desocupados en el sector"

Como alternativa, el dirigente comentó que se está trabajando en una propuesta para presentar ante las autoridades porteñas para establecer un sistema de recolección de bolsas, similar al implementado con las tapas de gaseosa que recolecta el Hospital Garrahan. 

"Nuestra idea es que el gobierno porteño recolecte las bolsas plásticas en desuso, nosotros nos comprometemos comprárselas para reutilizarlas en la industria y con el dinero recibido se podría destinar a obras de bien público", detalló Metri. 

El dirigente disparó "todo esto nos afecta, lo único que queremos es trabajar. El polietileno no contamina, sólo hay que saber tratarlo. Hay que concientizar a la gente para que reutilice las bolsas".

La polémica se suscitó a partir de la entrada de la Resolución 341 de la Agencia de Protección Ambiental porteña (APRA), el 1 de enero, que establece que los supermercados no pueden ofrecer más esas bolsas livianas, tipo camiseta, que se vendían por $ 0,65 en la línea de caja. Se estima que las cadenas entregaban unas 500 millones de bolsas por año.

El antecedente que prende aún más la alerta de los fabricantes es que, desde que se implementó la entrega de bolsas verdes y negras en 2012 para que los vecinos separen los residuos entre reciclable y no reciclable, las ventas cayeron hasta un 60%

La norma permite en la actualidad que estos establecimientos ofrezcan otras bolsas, más resistentes y gruesas, con una medida de 50 micrones, cuyo valor ronda el $ 1,20; y bolsas plásticas biodegradables certificadas; o las bolsas anteriores (de 18 micrones) pero en las góndolas. 

Metri dijo que existe una "gran confusión y que al final el consumidor termina pensando que están prohibidas todas las bolsas, pero no es así" y planteó que "si la medida apunta a cuidar el medio ambiente, no hay ninguna diferencia con la situación anterior porque sigue habiendo posibilidades de comprar las bolsas en el súper". 

Los fabricantes se presentaron ante la justicia para frenar la puesta en marcha de la resolución pero las medidas cautelares presentadas por distintas empresas y la Apymep fueron rechazadas. 

"La única explicación que nos dio la jueza (en referencia a Cecilia Mólica Lourido, a cargo del juzgado N° 20 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad) fue que la prohibición de vender bolsas en línea de caja responde a 'una cuestión psicológica'". 

El argumento es que "el consumidor cuando llega para pagar se ve influenciado por la cajera y termina comprando una bolsa, pero si el producto está en góndola tiene mayor margen de elección", señaló Metri.

Más de Te puede interesar