JUICIO AL EX JUEZ RAUL REYNOSO

En los allanamientos se llevaban hasta las monedas de alcancías

La detención de Ivan Cabezas se produjo luego de numerosos allanamientos que incluyeron la casa de su madre en Tucumán, una mujer que padecía (ya falleció) demencia senil, y sin entender qué sucedía debió enfrentar el ingreso a su casa de al menos veinte gendarmes.

NDS |

El empresario de la carne Iván Cabezas.

También se allanaron las carnicerías, oficinas, y por supuesto su domicilio particular.

En la vivienda Silvina sostiene que los gendarmes buscaban droga, pero sin perros, ni acciones que lo justificaran, “levantaban papeles y sin saber qué era se los llevaban, por esos días ´preparaba una mudanza, así que tenía cajas por todos lados, no abrieron ni una, eso sí las alcancías de mis dos hijas fueron abiertas”, dijo Chamis.

Las alcancías, motivos infantiles guardaban en su interior, monedas y billetes de dos pesos y de cinco, mientras que la otra alcancía tenía algunos dólares también de baja denominación.

“Tan es así que deben haber estado más de dos horas contando esos billetes, los gendarmes ya que entre las dos llegaban a mil pesos lo ahorrado entre monedas y billetes”, dijo. En esa oportunidad retiraron un CPU y 140 mil pesos de las carnicerías, cuando allanaron, algo que nunca fue devuelto.

Una maniobra que hasta el día de hoy no se explica, y que hubiera sido bueno si el ex juez, sentado frente a los jueces hubiese dado una fundamentación, a manera de defensa, y no como ocurre en cada audiencia que se observa la necesidad de acallar a los testigos, sobre todo a quienes en primera persona vivieron la situación de pago por libertades.

Costas y más costas

El desarrollo de la audiencia va mostrando una necesidad por parte de las defensa de los imputados, de callar a los testigos, sea amedrentando u hostigando. Y eso quedó a las claras nuevamente ayer, con la presencia de la esposa de Cabezas, su hermana y el propio Bruno Maximiliano Mazzone.

Transcurridos unos minutos de la testimonial de Ana Silvina Chamis de Cabezas, el defensor Del Campo, quien representa a los hermanos Aparicio en el juicio, detuvo la declaración ante la premisa que la mujer se estaba autoincriminando.

El fiscal Carlos Amad salió al cruce y dijo que estos hostigamientos no podían continuar, ya que era una maniobra que se puso en marcha cuando declaró Roxana Britez y el propio abogado David Leiva denunciantes de la causa que llevó al banquillo al ex juez Federal a cuatro abogados, dos empleados del juzgado de Orán y la hermana de uno de ellos.

“Esto su señoría es un mensaje lastimoso que salga desde la defensoría de un poder de la Nación, no puede ser que los testigos sigan soportando estos embates, les están diciendo “cállense la boca”, es una afrenta que no se puede aceptar, y se debe cortar de alguna manera, porque en cada audiencia es lo mismo, y debe ser con costas y más costas a su cargo (por el defensor)”, dijo Amad.

Más de Judiciales
Humberto Pedro Burgos, Presidente del Colegio de Abogados presentó una acción de inconstitucionalidad.

ACCIÓN DEL COLEGIO DE ABOGADOS

Rechazan multa para los casos improcedentes de acción popular

El artículo cuestionado prevé la aplicación de una multa de hasta dos sueldos de juez para los firmantes de una demanda “manifiestamente improcedente”, y hace extensiva la sanción al abogado para el caso en que éste hubiese obrado “de mala fe”.

Francisco Terrón Villagrán. Su abogado dice: "se pretende llevarlo a su casa con una seguridad que mete miedo".

SEGUIRÁ EN EL PENAL

Francisco Terrón Villagrán no acepta la prisión domiciliaria

El condenado Francisco Terrón Villagrán al parecer continuará alojado en el penal de Villa Las Rosas. Según su abogado no acepta la prisión domiciliaria debido a las extremas medidas: debería mantenerse esposado y no podría permanecer en su dormitorio.