DETENIDOS CON CAUSAS JUDICIALES

Podrían ir 6 años a prisión los autores de las bromas de bombas

Los tres detenidos por las amenazas telefónicas que se recibieron el miércoles en distintos establecimientos educacionales y la terminal de ómnibus, enfrentan causas judiciales.

Tres estudiantes mayores de edad alojados en la Alcaidía General enfrentan serias causas judiciales.

Todavía resta conocer la identidad de quién hizo la amenaza de bomba en la Terminal de Omnibus y en el colegio Scalabrini Ortiz.

Dos mayores de edad y un menor fueron detenidos por efectuar amenazas vía telefónica a las instalaciones del Ex Colegio Nacional y la Escuela Técnica 2. Los mayores ya fueron imputados y permanecen detenidos.
En el caso del menor la intervención está a cargo del Juzgado de Menores.

La Fiscalía Penal 2, a cargo de Justo Alberto Vaca, tomó intervención ante una amenaza de bomba en el Colegio 5080, ex Nacional, ubicado en calle Juramento entre pasaje Zorrilla y General Güemes. 

Luego de constatar que no existía ningún aparato explosivo y que se trataba de una “broma”, se comisionó al personal investigativo del sector para identificar a quienes realizaron dichos llamados.

Se logró identificar a Daniel Agustín Coccetta de 18 años y a Diego Gastón Ibáñez Herrera de 19 años, quienes asisten al establecimiento como alumnos en los últimos años. Los padres se presentaron a la Justicia a pedir disculpas por lo efectuado, pero al ser mayores de edad ya responden por sí mismos.

Fueron detenidos y ayer quedaron imputados por el delito de intimidación pública y permanecerán detenidos. Esto supone sentencias de hasta 6 años de prisión.

El director de Investigaciones Emilio Albornoz, destacó que se trata de un delito que moviliza a muchos recursos humanos, que dejan de estar disponibles para situaciones de emergencias que podrían requerirlos.

“Es necesario que se concientice en ese sentido ya que se efectúa un trabajo que incluye dos frentes, las actuaciones en los lugares donde supuestamente se registra la situación y la investigación”, dijo. En este caso se encontraron a los jovencitos por los teléfonos celulares.

Los del ex Colegio Nacional fueron rastreados con sus propios números. Lo mismo que el menor de edad de la ENET de barrio San Remo. En el caso del llamado efectuado a la Escuela Técnica 2, los investigadores del Sector 6, lograron identificar a la persona que efectuó el llamado intimidatorio.

Al momento de ser detenido se pudo constatar que se trata de un menor de 17 años, por lo que las actuaciones fueron giradas al Juzgado de Menores en turno.

La investigación estuvo a cargo de efectivos del Sector 6 A, que pusieron a disposición de la Justicia al joven de 17 años. Luego de los cuatro hechos registrados en la jornada del miércoles por supuesta intimidación pública con explosivos, la Policía continúa con las averiguaciones tendientes al esclarecimiento de los mismos.

Con intervención de la Justicia ordinaria, investigadores del sector 6 A, demoraron a un adolescente de 17 años que estaría involucrado en uno de los llamados de amenaza en la escuela ubicada en Buenos Aires y Tucumán.

Prosiguen las tareas pertinentes para averiguar sobre los hechos restantes como el de la terminal y del colegio Scalabrini Ortiz.

Se sospecha que el de la terminal podría ser una persona mayor de edad que podría haber efectuado el llamado desde una cabina telefónica.

Más de Judiciales
Los padres de Iris tienen el acompañamiento de DDHH. Coordinan operativos de rastrillaje y búsqueda en procura de la menor desaparecida.

SOSPECHA DE LOS PADRES

Un conocido se habría llevado a Iris desde su hogar

La fiscalía avanza en solicitar la colaboración de distintas provincias para dar con el paradero de quien se habría llevado a la adolescente Iris Yavi Gonza de la casa de la familia.

En el inicio del juicio declararon los menores que encontraron el cuerpo a la vera de la ruta 50 y también los policias.

LA ADOLESCENTE EMBARAZADA

Declaran testigos por el femicidio de Camila Rodríguez

Cristian Gabriel Pizarro  alias “Culito”; y Talía Isabel Ruiz , están siendo juzgados por el delito de homicidio doblemente calificado -femicidio-  en grado de coautoría, en perjuicio de Camila Katherina Rodríguez.