DÍA MUNDIAL DE LA PAZ

El Papa rezó por los inmigrantes y criticó el consumismo

El Papa Francisco ofició ayer en la Basílica de San Pedro la primera misa del año. En su mensaje pidió que “se garantice la paz de los inmigrantes y refugiados” y llamó a “abandonar la banalidad del consumismo”.

Francisco ofició ayer la primera misa del año en la Basílica de San Pedro.

El pontífice dedicó la homilía de ese acto religioso a destacar el papel de la Virgen María en la misa dedicada a ella en un día en el que la Iglesia Católica celebra la 51º Jornada Mundial de la Paz, que se fija en esta ocasión en la situación de inmigrantes y refugiados.

El Papa pidió que se garantice a refugiados e inmigrantes un "futuro de paz" y recordó a los que "están dispuestos a arriesgar la vida en un viaje que en gran parte de los casos es largo y peligroso".

"No apaguemos la esperanza en su corazón; no sofoquemos sus esperanzas de paz. Es importante que de parte de todos, instituciones civiles, realidades educativas, asistenciales y eclesiales, haya un esfuerzo por garantizar a los refugiados, a los inmigrantes, a todos, un futuro de paz", dijo el Papa. Asimismo, Francisco lamentó que "en muchos países de destino se ha difundido ampliamente una retórica que enfatiza los riesgos para la seguridad nacional o el coste de la acogida de los que llegan".

Para el Papa, los inmigrantes "no llegan con las manos vacías" a los países que los reciben sino que "traen consigo la riqueza de su valentía, su capacidad, sus energías y sus aspiraciones, y por supuesto los tesoros de su propia cultura, enriqueciendo así la vida de las naciones que los acogen".

Contra el consumismo 

El pontífice ofreció sus reflexiones sobre cómo saborear el verdadero significado de la vida durante la misa de Año Nuevo que ofició en la Basílica de San Pedro y luego saludó a unas 40.000 personas en la adyacente Plaza de San Pedro. 

Su consejo para llegar a lo esencial incluye guardar un momento diario de silencio para estar con Dios. Hacer esto, agregó, ayudaría a "evitar que nuestra libertad se vea corroída por la banalidad del consumismo, el estruendo de los comerciales, el torrente de las palabras vacías y las olas abrumadoras de conversaciones vacías y los gritos fuertes", apuntó Francisco. 

"Al principio del año, nosotros también, como cristianos en nuestro camino de peregrinaje, sentimos la necesidad de partir de nuevo del centro, de dejar atrás las cargas del pasado y empezar de nuevo desde lo que realmente importa", dijo. 

La Iglesia Católica ha designado el 1 de enero como Día Mundial de la Paz. En sus comentarios después de la misa a la multitud en la plaza fuera de la Basílica, Francisco subrayó que el centro de atención del día en este año fue la búsqueda de la paz por parte de los migrantes y los refugiados. "Deseo, una vez más, hablar en nombre de estos hermanos y hermanas nuestros que invocan para su futuro un horizonte de paz", dijo Francisco. 

Más de Mundo
Iván Duque y una simpatizante, durante la jornada de  votación.

ASUME EN AGOSTO

Iván Duque se impuso en la segunda vuelta en Colombia

El candidato derechista Iván Duque se convirtió ayer  en el nuevo presidente de Colombia con un 54,07% de los votos frente al 41,72 % del izquierdista Gustavo Petro, sobre un 96,99 % de las mesas escrutadas.