PRESO DESDE ABRIL

Se desató una batalla judicial en Brasil por la liberación de Lula

El juez de un tribunal de apelaciones Rogerio Favreto ordenó por tercera vez ayer domingo que el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, salga de prisión. Sin embargo, no estaba claro si las autoridades ejecutarán efectivamente la orden de liberar a Lula pues la decisión de Favreto podría desatar un conflicto de jurisdicciones.

Los partidarios del expresidente brasilero junto a la sede de la policía federal en Curitiba.

Más temprano, el juez Sergio Moro bloqueó los intentos de juez de liberar al expresidente encarcelado, poniendo de relieve la batalla legal en torno al político más popular del país antes de las elecciones presidenciales de este año.

Moro, el magistrado que envió al expresidente a prisión por una condena por corrupción, dijo que el juez del tribunal de apelaciones carecía de la autoridad para emitir una orden para liberarlo para que haga campaña para las elecciones de octubre. Una decisión subsiguiente del juez relator de la causa Lava Jato, João Pedro Gebran Neto, que integra la octava sala del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región de Porto Alegre, respaldó la decisión de Moro de mantener a Lula en prisión.

El segundo juez bloquea la orden de liberación de Lula da Silva.

Las encuestas muestran que Lula podría obtener un tercer mandato en las urnas, pero la ley electoral brasileña prohíbe a las personas postularse a cargos hasta ocho años después de ser halladas culpables de un delito.

Sin embargo, un tribunal electoral podría no emitir un fallo final prohibiendo a Lula participar de la campaña hasta el mes próximo. Las idas y vueltas judiciales del domingo podrían alentar a sus simpatizantes, que mantienen esperanzas de que pueda regresar para unir a la izquierda brasileña.

Favreto, quien integró el Ministerio de Justicia durante los gobiernos de Lula, indicó en su orden original que por ahora el expresidente debería gozar de las mismas condiciones para hacer campaña que el resto de los candidatos. Lula, que lidera los sondeos para la elección presidencial de octubre en Brasil, está preso desde abril en la sede de la Policía Federal en Curitiba cumpliendo una pena de 12 años y un mes de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero en el caso relacionado con un tríplex en Guarujá.

 

Incierto futuro electoral

Las encuestas muestran que Lula podría obtener un tercer mandato en las urnas, pero la ley electoral brasilera prohíbe a las personas postularse a cargos hasta ocho años después de ser halladas culpables de un delito.

Sin embargo, un tribunal electoral podría no emitir un fallo final prohibiendo a Lula participar de la campaña hasta el mes próximo. Las idas y vueltas judiciales de ayer domingo podrían alentar a sus simpatizantes, que mantienen esperanzas de que pueda regresar para unir a la izquierda brasilera.

Favreto, quien integró el Ministerio de Justicia durante los gobiernos de Lula, indicó en su orden original que por ahora el expresidente debería gozar de las mismas condiciones para hacer campaña que el resto de los candidatos.

Más de Mundo
Una serie de conflictos sacuden al gobierno de Nicaragua.

VIOLENCIA Y CRISIS SOCIOPOLÍTICA

La Iglesia contra el régimen de Ortega en Nicaragua

"Unidos todos en oración y ayuno, junto a nuestros obispos", exhortó en una declaración la Conferencia Episcopal de Nicaragua, que actúa como mediadora y testigo de un diálogo nacional con el que se espera superar la grave crisis sociopolítica.

Las represiones del presidente Ortega dejaron como saldo más de 300 muertos

"OPERACIÓN LIMPIEZA"

Nicaragua obligada al éxodo por el régimen de Ortega

La población de ese país comienza a abandonar el país al constatar que el régimen de Daniel Ortega, incrementa cada día la represión violenta que ha dejado 350 personas fallecidas y miles de heridos en tres meses de protestas.

Al salir del hospital dónde permanecieron por varios días, los niños y el entrenador hablaron ante los medios

17 DÍAS SIN COMER

Los chicos tailandeses rescatados contaron sus vivencias

Los 12 chicos y su entrenador rescatados tras pasar más de dos semanas atrapados en una cueva del norte de Tailandia recibieron este miércoles el alta en el hospital de Prachanukroh de Chiang Rai y, apenas salieron, le hablaron al mundo.