MARIANO RAJOY LO NIEGA

Tras el referéndum Cataluña pide una mediación internacional

El jefe de Gobierno de Cataluña, Carles Puigdemont, reclamó mediación internacional para destrabar el grave conflicto institucional abierto con España por el referendo soberanista de la región y pidió a la Unión Europea (UE) que deje de "mirar hacia otro lado". 

Mariano Rahoy está firme en su posición de considerar "ilegal" la consulta y solo llamaran al diálogo si se respeta el estado de derecho.

Luego de la violenta represión ocurrida el domingo 1 de octubre en Cataluña contra votantes de la consulta popular independentista que no es avalada por el Gobierno español, los enfrentamientos políticos siguen su curso.

Mientras se da un "paro en el país" en repudio al brutal accionar de la Guardia Civil y policía durante el referéndum que tuvo lugar en el día de ayer en Cataluña, Mariano Rajoy y su gabinete mantienen la posición de considerar "ilegal" la consulta y solo llamaran al diálogo si se respeta el estado de derecho. 

"El momento aconseja mediación, y la mediación tiene que ser internacional", dijo Puigdemont tras una reunión extraordinaria con su consejo de Gobierno en Barcelona, para analizar la amplia victoria del "sí" a la independencia en la polémica consulta independentistas celebrada el domingo.

También admitió que la UE probablemente no pueda asumir una mediación, pero sostuvo que debería al menos "apadrinarla". "Es evidente que la UE debe dejar de mirar a otro lado, porque lo que pasa en Cataluña es un asunto europeo". 

Poco antes de su comparecencia, Bruselas emitió un comunicado insistiendo en que "bajo la Constitución española, la votación de ayer en Cataluña no fue legal". Y reiteró que "si se organizase un referendo en línea con la Constitución española supondría que el territorio que se separase quedaría fuera de la Unión Europea". 

El funcionario sostuvo que "por supuesto el referendo es válido" y aclaró: "El resultado es vinculante y tenemos el deber de aplicarlo". La frase sugiere que, como había adelantado el domingo, el Gobierno catalán trasladará los resultados al Parlamento regional y que la Cámara declarará la independencia de Cataluña. 

El líder secesionista criticó también la actuación de la Policía española que tenía orden judicial de requisar urnas e impedir la votación el domingo, lo que provocó graves incidentes con votantes y dejó casi 900 heridos, según el recuento del Gobierno catalán.

"El 'Govern' creará una comisión especial de las violaciones de los derechos que se hayan producido", adelantó Puigdemont. Su Gobierno exigirá también "la retirada de todos los efectivos policiales" desplazados por el Ministerio del Interior a Cataluña para reforzar el cumplimiento de la ley ante el referendo.

Intervención de la ONU

Naciones Unidas trató siempre de mantener distancia sobre el referéndum de independencia en Cataluña, porque lo consideraba una cuestión de política interna.

Los incidentes violentos ocurridos el domingo, sin embargo, han motivado que el Alto Comisionado para los Derechos Humanos exhortará a las autoridades españolas a realizar una investigación “completa, independiente e imparcial”.

Zeid Raad al Hussein, el máximo responsable de este órgano de la institución, se declara en un comunicado “perturbado” por la violencia que se vio durante la jornada. Por eso pide expresamente que se examinen de manera minuciosa “todos los actos de violencia”. 

Más de Mundo
Hondureños exigen que EEUU no apoye el fraude.

SIN RESULTADOS FINALES

Hondureños protestan frente a embajada de EE.UU. por fraude

Luego que el expresidente de Honduras Manuel Zelaya denunciara que Estados Unidos (EE.UU.) habría influido en las elecciones de su país, a favor del actual mandatario y candidato derechista Juan Orlando Hernández (JOH), las reacciones no se hicieron esperar.