ALTOS NIVELES DEL RÍO EN VILLA MONTES

Alertan sobre nuevos desbordes en la costa del río Pilcomayo

Está vigente un nuevo alerta por posibles desbordes del río Pilcomayo en Santa Victoria Este y parajes cercanos. También crecen el río Bermejo y otros ríos del oeste provincial.

El agua socavó la base de la ruta nacional 34. Y también la 50 cerca de Aguas Blancas.

Por este panorama se estima que vuelvan a anegarse parajes de la zona de Fortín Dragones, también en este caso la Comisión Regional del Bermejo (Corebe) lanzó un alerta para las poblaciones riberañas, por posibles crecidas.

En el caso del Pilcomayo, el alerta fue lanzado por el programa Proadapt, que lleva adelante un sistema de monitoreo y alerta. 

La gran cantidad de agua que se escurre rompió la ruta nacional 34, cerca de la localidad de Coronel Cornejo, más al norte, y la ruta nacional 50, cerca de Aguas Blancas, en la frontera con Bolivia. En ambas se transita con extrema precaución.

En el último caso, del lado boliviano se rompió la carretera 1, y está cortado el tránsito vehicular entre ambos países. Cada dos horas las máquinas detienen su trabajo para permitir el paso de personas a pie. 

“Esta tarde se identificaron en el terreno nuevos desbordes en la zona de Santa María hasta Marca Borrada debido a los niveles altos de Villa Montes (Bolivia)”, informó Proadapt respecto del Pilcomayo. Y lanzó un “alerta para las poblaciones que están retornando a sus hogares: hay nuevos riesgos de anegamiento”. 

Las nuevas crecidas, con las lluvias, llegan cuando aún no se había completado la recuperación de la inundación anterior. Más al sur todavía el agua del desborde pasado del Pilcomayo sigue arrasando parajes. Algo parecido ocurre en el centro de la provincia, con ríos de esa zona. 

Rutas con socavones 

La Dirección Nacional de Vialidad informó ayer que la ruta nacional 34, a la  altura del kilómetro 1409 (sentido norte sur; ingreso a Coronel Cornejo) “se circula por media calzada, debido a una erosión de la banquina producto de las fuertes precipitaciones” de ayer.

“Una alcantarilla produjo una socavación que llegó al borde de la calzada, y por seguridad y porque se ve agrietamiento en el asfalto está habilitado solo media calzada”, precisó a Nuevo Diario el titular regional de Vialidad Nacional, Francisco Bloser. Dijo que en cuanto las condiciones lo permitan, se comenzará el arreglo.  

La lluvia también provocó daño en la ruta nacional 50, en el departamento Orán, cerca de Aguas Blancas. 
Bomberos Voluntarios de Orán limpiaron la ruta de los árboles tirados por la correntada y habilitaron el tránsito, con precaución.  Además, se erosionó la banquina en  dos puntos, muy cercanos al límite internacional: los kilómetros 67 y 69.

Bloser dijo que en el primer caso “hubo una erosión de la banquina y no reviste mayor problema de la transitabilidad, sí desde el punto de vista de seguridad” y en el segundo “se está trabajando para mejorar las condiciones”.

Por su parte el jefe de Bomberos Voluntarios de Orán, Manuel Gutiérrez, destacó que “todos los ríos” de esa zona,  Pescado, Blanco, Colorado y Bermejo, Tarija inclusive están crecidos”

Más de Provinciales
Multitudinaria protesta por la calles de vecinos convocados para demandar por el servicios esencial de agua en General Mosconi.

LA GENTE SALE A PROTESTAR EN LAS CALLES

Es crítica la situación en Tartagal y Mosconi por falta de agua y luz

El pueblo del norte de la provincia vive momentos críticos por las inundaciones, la falta de agua y servicio eléctrico. Los vecinos no aguantan mas y salen a las calles protestar. A los históricos reclamos por falta de inversiones y la turbiedad, se le suman las consecuencias de la crecida del río Pilcomayo.

En la Quebrada del Toro hubo deslizamientos de cerros, tambien  cortes de caminos, árboles caídos y viviendas dañadas.

QUEBRADA DEL TORO LA MÁS AFECTADA

Se reúne en Quijano el Comité de Emergencia con funcionarios

 El arribo de los funcionarios se debe a la emergencia hídrica y sanitaria que viven los pobladores de la Quebrada del Toro ante la falta de agua para consumo humano y el endeble estado de la ruta provincial 127 y caminos vecinales, que provocaron las lluvias.