ZONA LIBERADA PARA FIESTAS

Denuncian ilícitos y descontrol en la delegación municipal de San Luis

El delegado municipal de San Luis, Eduardo Isasmendi, es cuestionado por los vecinos que le reprochan un descontrol y abuso de autoridad en la emisión de autorizaciones irregulares para fiestas y venta de alcohol.

NDS |

En la oficina municipal de San Luis entregarían autorizaciones irregulares para fiestas que se realizan en forma permanente.

En su descargo ante el Ejecutivo Municipal, el ex concejal se presenta como candidato por la corriente del intendente Gustavo Sáenz.

El semanario Cuarto Poder publicó un informe donde da cuenta que denuncias de vecinos señalan que Isasmendi encabeza una “asociación ilícita”, que entrega, por fuera de sus facultades, irregulares autorizaciones para la realización de fiestas en San Luis. 

El inforrme periodístico, firmado por Gonzalo Teruel, indica que ante la decisión de la actual administración municipal de poner orden en el Paseo Balcarce, se registró un éxodo de restaurantes, bares, boliches y bailantas a otras zonas de la ciudad. Para los vecinos de San Luis la nocturnidad se trasladó, de manera desordenada y sin control, a sus calles.

Los denunciantes señalaron que muchas personas alquilan sus viviendas para la realización de fiestas “sin ningún tipo de autorización y control por parte de las autoridades municipales y policiales”. Denunciaron la existencia de una “zona liberada” para la realización de “fiestas clandestinas”, sin ningún tipo de control o supervisión. 

Responsabilizaron por tal situación a Isasmendi y denunciaron una “asociación ilícita”, de la que formarían parte el propio funcionario; el comisario Rolando Sergio Cortéz (reemplazado hace pocas semanas por disposición del ministro de Seguridad, Carlos Oliver, por la comisario Lorena Cardozo) y los efectivos a su cargo; la ex titular del Consejo Provincial de la Mujer, Ana María Acuña de Macedo; y otras influyentes personalidades de la política local, como Fidela Alba Chapak. 

De acuerdo al informe, el 19 de septiembre de 2016 Isasmendi, en su carácter de interventor de la Delegación de San Luis, otorgó a Alba Chapak una autorización provisoria por 3 meses para “La Casa de Te Te”. Esa y otras autorizaciones, por fuera de las facultades del delegado y que deben tramitarse en el Centro Cívico Municipal, motivaron al subsecretario de Control Comercial, Nicolás Avellaneda, a protestar por nota de queja ante su superior, el secretario de Gobierno, Luis García Salado.

“Visto el expediente de referencia mediante el cual el subsecretario de Control Comercial pone en conocimiento que Eduardo Isasmendi, a cargo de la Delegación de San Luis, emitió sin autorización una habilitación provisoria para ejercer actividad comercial en un establecimiento de esa localidad, ante ello se gira el presente expediente a la Coordinación General de Intendencia para su conocimiento e intervención. Dése carácter de urgente trámite”, dice una nota remitida por García Salado a Pablo Outes, coordinador de la intendencia y principal colaborador del intendente Sáenz.

Outes reprendió a Isasmendi, que se defendió por escrito. “No se puede vivir en medio de música estruendosa, venta ilícita de bebidas alcohólicas y drogas”, reclamaron los vecinos, y confirmaron que presentaron una denuncia ante la fiscalía penal de Rosario de Lerma, a cargo de Gustavo Torres Rubelt.

“Venimos por esta (…) a denunciar y solicitar de manera urgente arbitre las medidas judiciales a su alcance para darle un corte definitivo a la realización de las fiestas clandestinas que se realizan ya en forma permanente, y especialmente los fines de semana, en los barrios San Luis, Villa Rebeca, Casa del Sol y zona de influencia”.

Más de Provinciales
Originarios siguen reclamando la prórroga de la 26160.

POR LAS DEMORAS DE LA LEY 26160

Indígenas dicen que el Estado argentino los abandonó

Las Organizaciones de Pueblos Indígenas de la Región NOA (OPI-NOA, de la que participan organizaciones de la provincia) denunciaron “incumplimiento al deber de funcionario público, abandono y desprotección del Estado argentino a los pueblos y naciones indígenas”. 

Proponen que las lenguas originarias se enseñen a todos los estudiantes, no solo indígenas.

POR MÁS INCLUSIÓN

Piden enseñar lenguas autóctonas en todos los niveles educativos

El periodista Armando Alvarez, de Tartagal, pidió al ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, que en “todas las escuelas primarias, secundarias, terciarios y universidades” del país se dicte a todos los alumnos, sean indígenas o no, “desde el primer grado, nivel primario, la enseñanza de lenguas autóctonas”.