EN SANTA VICTORIA

Otra mujer wichí fallece en una comunidad sin ser atendida

El domingo pasado cerca del mediodía Felisa Ventura, de 40 años, murió en la comunidad wichí de Vertientes Chicas, a unos 20 kilómetros de Santa Victoria Este, esperando la llegada de ayuda médica.

Familiares de la mujer muerta por falta de atención médica (Gentileza Brian Salazar)

Los dolores de la mujer, según el relato de su familia, comenzaron el sábado, día en el que iban a salir en bicicleta al hospital de la ciudad cabecera para pedir una ambulancia. Pero un agente sanitario se comprometió a ser quien otorgue aviso. Aún se desconoce la razón por la cual la ambulancia nunca llegó.

Hasta ayer se esperaba una respuesta oficial por parte del Ministerio de Salud de la provincia. Se comprometió tal cometido desde mañana. Por su parte, la gerenta del Hospital de Santa Victoria Este, Marcela Tejerina, indicó a Nuevo Diario que se encontraba de licencia pero que de todas maneras tenía previsto averiguar lo sucedido. 

Los hechos fueron dados a conocer por el periodista Brian Salazar, quien tras conocer lo acontecido viajó hasta Vertientes Chicas en donde habló con familiares y vecinos de la zona.
 

Dos agentes sanitarios

Según las explicaciones que dieron los vecinos al periodista, en la zona deben hacerse cargo de la asistencia sanitaria dos agentes designados para este particular: Nelson Andrada y Rubio Palomo.

Indicaron que Andrada siempre estuvo trabajando en la zona y había solicitado alguien que pueda ayudarlo por la extensión de la región a su cargo. El pedido se respondió con la posible designación de otro agente. Palomo empezó a solicitar las firmas de los caciques de distintas comunidades para poder así ser designado como agente sanitario de la zona.

"Pero una vez que el cacique firmó y el entró se hizo a un lado", dijeron los miembros de la comunidad wichí de Vertientes Chicas.

En este caso, indicaron, el argumento de Palomo fue que no estaba asegurado de ninguna manera para desempeñarse en la zona y que nadie respondería si algo le sucedía.  Ante ello, Andrada fue el único que siguió moviéndose por el lugar en su motocicleta.

Los hechos
Según el relato del marido de Felisa, Marcos Frías, el sábado ella empezó con dolores fuertes. Ante ello, uno de sus hijos se ofreció a ir en bicicleta hasta Santa Victoria Este para pedir una ambulancia. Fue entonces que apareció Andrada y le dijo que se despreocupe, que él iba a dar aviso una vez que llegara a la ciudad cabecera tras realizar su recorrida por estos sectores.

"El es de Salud entonces creímos que si", dijo Frías en un castellano atravesado, al dar a entender que confiaron en el agente sanitario. Pero la ambulancia nunca llegó, y Felisa falleció el domingo a las 11. 

Según pudo conocer Brian Salazar, las autoridades de los hospitales indicaron que nunca se dio aviso de la ambulancia. Ante ello, contó que desde la comunidad se está solicitando que Andrada sea despedido y que "no aparezca" por el lugar. 

"Es grave lo que pasa. Primero en (Pozo) El Bravo y ahora en Vertientes Chicas", dijo Pedro Lozano, referente wichí de Santa Victoria Este, al referirse a las dos  muertes de mujeres en menos de un mes y con falta de atención médica adecuada.

Sin poder comunicarse

Al hacer las consultas al periodista y al diputado por Rivadavia, Ramón Villa, ambos coincidieron en indicar que además de no haber puesto sanitario, en Las Vertientes Chicas que se encuentra al menos a unos 20 kilómetros del puesto de salud más cercano, no cuenta siquiera con una radio que les permita comunicarse con los demás servicios de salud de la zona.

“Es gente muy pobre, y no tiene como ir más que con bicicleta”, dijo Salazar. Villa, por su parte, especificó que no cuentan con vehículo alguno para llegar.

Las percepciones son un tanto distintas desde el Hospital de Santa Victoria. Y es que en el caso la gerenta del centro sanitario, Marcela Quispe, aseguró que “Vertientes Chicas está cerca. A unos 20 minutos o media hora”. Si es que el camino se recorre en vehículo. 

Tras lo acontecido, en tanto, los integrantes de la comunidad wichí volverán a solicitar que en el paraje se instale un puesto sanitario.

Falleció el domingo la señora Felisa Ventura.

Más de Provinciales
Los bagayeros continúan el corte en Salvador Mazza.

FRONTERA CALIENTE

. Bagayeros, transportistas, comerciantes y funcionarios se trenzaron ayer en discusiones en la zona de frontera debido a los problemas generados ante el corte del puente internacional ubicado entre Salvador Mazza, del lado argentino, y San José de Pocitos, del lado boliviano.

Los vecinos dicen que el colectivo genera una polvareda.

SIN OBRAS PÚBLICAS

. El presidente del Centro Vecinal de la zona, Vicente Fernández, insistió ayer en que siguen esperando la pavimentación de la calle principal, por la que transita el colectivo y genera una gran polvareda que daña la salud de los niños y mayores.