NO SIGUE EN LA SEGUNDA ETAPA

Separan a la empresa que ejecuta el Corredor de la Fe

Las diversas falencias en la ejecución de la primera etapa de obras del llamado Corredor de la Fe, obligaron al Ejecutivo Municipal a rescindir el contrato con la empresa Premoldeados Salta para que no siga la segunda etapa de las obras.

El intendente Gustavo Sáenz, dijo “no se le permitirá a la empresa Premoldeados Norte continuar con la segunda etapa del Corredor de la Fe. 

“He tomado la decisión que en la segunda etapa no siga la misma empresa”, dijo el intendente Gustavo Sáenz, al ser aborado por los medios de prensa durante los actos por el aniversario de la fundación de la  ciudad de Salta.

Saenz, en la oportunidad, desestimó una contratación directa, por lo que, para no perder tiempo, Premoldeados Norte deberá ceder a otra empresa de mayor capacidad la obra.

El jefe comunal señaló que “no se le permitirá a la empresa Premoldeados Norte continuar con la segunda etapa del Corredor de la Fe. 

Fallas en la ejecución de la obra

Aclaró como es de dominio público que la decisión fue adoptada debido a las multas importantes para la empresa.  Estas ocurrieron en varias oportunidades, atento a que surgieron varias irregularidades en las obras, entre ellas ruptura y hundimiento de plaquetas y de adoquines.

Sobre los pasos administrativos siguientes en el tema, Saénz desestimó una contratación directa porque  los montos son muy grandes.

“En el caso de no llamar a licitación para que sea más rápido, se buscará que la empresa entienda que hemos firmado un acuerdo que si tenía una falencia grave debía ceder la obra a una empresa con mayor capacidad operativa”.

Más de Salta
El acto de inauguración de la cisterna de agua corriente en Villa Floresta, donde estuvo presente el gobernador Urtubey.

DISPUTA POR LA AUTORÍA DE LA OBRA

Cruces entre provincia y municipio por el agua de Villa Floresta

Una polemica gubernamental generó la autoría de esta obra de agua corriente en Villa Floresta. Desde la provincia sostienen que los fondos provienen exclusivamente de recursos provinciales; en tanto que el municipio capitalino se atribuye la obra con fondos de convenios con Nación.