REVISÓ SU COMPUTADORA

Un gendarme violó el domicilio del abogado que denunció a Reynoso

El abogado David Leiva, presidente de la Asociación de Derechos Humanos Memoria, Verdad y Justicia, de Orán, denunció anteayer en la delegación Orán de la Policía Federal que un gendarme ingresó a su casa sin autorización y revisó su computadora. 

NDS |

El abogado David Leiva, querellante en causas de lesa humanidad, recordó que Gendarmería tiene un área de inteligencia.

Leiva vinculó este hecho con las críticas públicas que hizo en estos días a Gendarmería, en relación a la causa contra el ex juez federal Raúl Reynoso, acusado de beneficiar a narcotraficantes a cambio de dinero u otros bienes. Esta investigación se inició por denuncia de Leiva. 

El abogado contó que el lunes (4 de este mes) que empezó el juicio a Reynoso, rompieron un vidrio de su automóvil.  Y el domingo último, un gendarme al que identificó como Franco Medina, entró a su casa de manera subrepticia. 

El letrado dijo a Nuevo Diario que hace un año (luego de la denuncia a Reynoso) conoció a este gendarme, que llegó a la familia como amigo de su hija. El sábado último Leiva trabajó en su casa, y dejó la computadora en la galería cubierta del frente de la vivienda, rodeado por una tapia y una puerta de rejas de 2 metros de altura.

El domingo a las 5:40 miró la galería, “porque me había acosatado con la preocupación de que había dejado la computadora afuera” y había trabado la puerta de entrada de la casa. No vio nada extraña y regresó a la cama. Levantó a las 8:40 y se encontró con un hombre sentado en la galería, por lo que salió, lo interpeló y “ahí lo reconozco como este gendarme que había entrado hace un año atrás como amigo”.

El intruso le preguntó por su hija, pero Leiva insistió en que le informara cómo había entrado (dado que la puerta de la reja seguía con llave) y le advirtió que iba a llamar al sistema de emergencias 911, “entonces este tipo se para, se va corriendo y escaló la reja que tiene como dos metros y saltó”. 

Entonces Leiva advirtió que el gendarme estuvo revisando su computadora. Tras dos llamadas al 911 y más de media hora después, se presentaron en su casa policías de la Comisaría 20. 

Por último Leiva denunció el hecho en la Federal. Allí contó que Medina tenía tres teléfonos móviles, pudo ver porque cuando en los nervios de ser sorprendido, “se empezó a manotear los bolsillos”.

El abogado dijo que no sabe si este hecho no está vinculado a sus críticas a la fuerza de seguridad porque en estos días estuvo “hablando mucho de la Gendarmería”, convocado para referirse a su denuncia, que dio inicio a la causa contra Reynoso.

Recordó en tal sentido que en estas declaraciones viene preguntándose “cómo es posible” que Gendarmería no supiera lo que pasaba con Reynoso, “que sabíamos importantes sectores de la comunidad de Orán”. Recordó que Gendarmería tiene un área de inteligencia  y “en la frontera están abocados al tema de la narcocriminalidad y al contrabando”. 

Pidió que el juez investigue

“Si fuera una cosa común, sería (de intervención de la) Justicia provincial, pero esto es un gendarme revisando mi computadora y en el inicio del juicio de Reynoso” y luego de que hablara con distintos medios, y a todos les mencionó “el tema este de complicidad de sectores de Gendarmería en lo que pasaba en Orán”, razonó el abogado David Leiva.

Dijo que por esto espera que el juez federal subrogante de Orán, Gustavo Montoya, se aboque e investigue su denuncia por la violación de domicilio que sufrió por parte de un gendarme. 

“Una cosa es una violación de domicilio y otra esta”, añadió el letrado al reseñar que hubo una violación de domicilio cometida por un gendarme, que además revisó su computadora. Recordó que poco después de presentarle al gendarme su hija le comentó: “Dice Franco que él te quiere ayudar con el tema Reynoso”. 

Más de Salta
Convocan a realizar acciones a dos meses de la desaparición de Maldonado.

DOS MESES DESAPARECIDO

Jornada nacional por Santiago Maldonado y el Estado de Derecho

Organismos de derechos humanos de todo el país convocan “a todas y todos los ciudadanos de Argentina y el mundo, comprometidos con la defensa de la dignidad humana”, a una Jornada Nacional e Internacional de acciones “para reclamar dos consignas indispensables: volvemos a preguntar: ¿Dónde está Santiago Maldonado?, y no queremos que nos roben el Estado de Derecho en la Argentina”.