COPA ARGENTINA

Copa: el clásico rosarino se jugará sin público

El clásico rosarino entre Newell’s Old Boys y Rosario Central por los cuartos de final de la Copa Argentina se jugará a puertas cerradas y afuera de Santa Fe, por razones de seguridad.

NDS |

Sería el 24 de octubre en cancha de Lanús.

La sede natural, por cercanía e infraestructura del estadio era la cancha de Colón. Sin embargo, la peligrosidad de recepcionar hinchas de ambas parcialidades, con el viaje de Rosario a Santa Fe en el medio, hace que la ciudad capital provincial esté prácticamente rechazada.

La negativa de las autoridades provinciales y de la Asociación del Fútbol Argentino habrían terminado de inclinar la balanza en este sentido.

Una de las opciones que aparecieron en las últimas horas es la cancha de Lanús, en la provincia de Buenos Aires. Esa posibilidad traería aparejada una particularidad; el clásico rosarino se jugaría sin público.

Si bien todavía siguen las negociaciones (la confirmación oficial se daría entre hoy y el lunes), una de las fechas posibles es para el miércoles 24 por la tarde.

Mañana, Gimnasia LP - Central Córdoba

La Copa Argentina volverá a rodar mañana con el atrapante duelo entre Gimnasia de La Plata, que llega de eliminar a Boca Juniors, y Central Córdoba de Santiago del Estero, el equipo favorito del ascenso tras la eliminación de Sarmiento de Chaco.

El partido, correspondiente a los cuartos de final del certamen, se disputará a partir de las 15 en el estadio Nuevo Monumental de Rafaela, Santa Fe.

Más de Deportes
Benedetto define con gran tranquilidad ante Armani. Boca gana 1 a 0.

FINAL COPA LIBERTADORES

Boca gana al final del primer tiempo

Una definición exquisita de Benedetto tras un contragolpe fulminante de Boca, a los 43 minutos, el Xeneize gana por 1 a 0 al cabo del primer tiempo de la Final de la Copa Libertadores de América.

Uno conquistará la Copa, el otro perderá una Superfinal histórica.

COPA LIBERTADORES

La Superfinal que tiene en vilo al mundo se juega en Madrid

Con árbitro uruguayo y VAR, en 90 minutos, en la prórroga o en los penales, River y Boca  cierran el capítulo más insólito y dramático del fútbol argentino y de la Copa Libertadores en el exilio del estadio Santiago Bernabéu. Desde las 16:30 se jugará la Superfinal.