AUNQUE APOYA EL RECLAMO

Carlos Acuña se despegó de la marcha convocada por Moyano

El triunviro de la CGT y secretario general del sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicios, Carlos Acuña, volvió sobre sus pasos y decidió que el gremio que conduce no se movilizará en la marcha del próximo 21 de febrero convocada por el representante de los camioneros, Hugo Moyano.

Carlos Acuña.

“Nosotros no nos vamos a movilizar, pero apoyamos el reclamo porque es razonable”, sostuvo Acuña, quien hace dos semanas había participado en Mar del Plata de la cumbre de los sectores “duros” de la CGT en la que se convocó a la marcha, e incluso días atrás había acusado a su colega del triunvirato Héctor Daer, de “defender a la patronal” por no adherir a la movilización.

En declaraciones al programa Toma y Daca por radio El Mundo, Acuña sostuvo que el reclamo de Moyano es “legítimo”, pero se despegó de la movilización porque hay “sectores políticos que se cuelgan del reclamo de los trabajadores”, en referencia al kirchnerismo, “y no es así”, aclaró.

A su vez, Acuña explicó que si su gremio concurre a la marcha “no hay combustible en el país”. “Yo lo que quiero que quede claro es el concepto que tengo: no se puede no apoyar un reclamo legítimo y sostengo que cuando la mayoría del Consejo Directivo decide algo, a veces no me gusta pero tengo que acatarlo. No es posible que cuando a mi me gusta lo apoyo y cuando no es conveniente te dejo solo”, adujo.

Hasta el momento, a los camioneros se le sumaon los bancarios, las dos CTA, los movimientos sociales y agrupaciones políticas del kirchnerismo y de la izquierda. 

Más de El País
En febrero llegará al país una nueva misión técnica de funcionarios de FMI para volver a auditar la economía argentina.

LA ARGENTINA EN RECESIÓN

Dujovne dijo que el Gobierno “sobrecumplió” con el FMI

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció ayer en conferencia de prensa, que el Gobierno "sobrecumplió" el objetivo de déficit planteado para el año pasado, que era un déficit primario (antes del pago de la deuda) del 2,7 por ciento del PBI.