Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

NO SABÍA A QUÉ SE DEDICABA

Crimen de Jimena Salas: declaró la ex mujer de Sergio Vargas y lo complicó

Un hijastro dijo que lo vio con mucho dinero que sacó de una mochila. La situación de Sergio Vargas, uno de los acusados por el crimen de Jimena Vargas, ocurrido el 27 de enero de 2017, no tuvo una buena jornada ayer en el debate.

La ex mujer de Sergio Vargas declaró que Vargas siempre llevaba un bolsito con ropa y un arma blanca.
La ex mujer de Sergio Vargas declaró que Vargas siempre llevaba un bolsito con ropa y un arma blanca.

Sucede que su ex mujer, quien fue citada a declarar, dio detalles de vida que no dejaron una buena imagen del acusado. Contó que se separó del imputado en 2011 o 2012 por problemas de violencia, pues el imputado tenía una perimetral que le impedía acercarse a ella.

Refirió que una vez la quiso ahorcar y sacó un cuchillo hechizo con el que la amenazó, diciéndole que se iba a ir a Buenos Aires con el hijo que tenían en común. Le advirtió que conocía gente que podía hacerle un DNI falso.

La testigo contó que cuando conoció a Sergio Vargas trabajaba de gasista, después nunca más le aclaró a qué se dedicaba y siempre le mintió. Precisó que en ningún momento lo vio hacer artesanías y no supo que él tuviera un puesto en algún mercado. Aclaró que algunos familiares suyos le comentaron que lo habían visto vendiendo medias en la peatonal. Luego, en 2018, cuando ya estaban separados, el imputado le manifestó que se dedicaba a vender ropa con su nueva pareja.

Acerca de la rutina de Vargas mientras convivían, la testigo señaló que solía salir muy temprano y volvía de noche. Dijo que siempre llevaba un bolsito con ropa y un arma blanca. Dijo que le encontró varios chips de celular. La mujer indicó que a veces veía a Vargas con mucho dinero, pero a ella nunca le dejaba nada.

Su hijo, en tanto, también declaró y precisó que Vargas fue pareja de su madre y que tuvieron un hijo en común. Dijo que no era buena persona y que él nunca estuvo de acuerdo con la relación porque hacía sufrir a su madre. El joven contó que en algunas oportunidades trabajó con Vargas y con otros parientes en obras de construcción. Y recordó un episodio ocurrido en casa de Vargas, cuando ya vivía con su nueva pareja. Manifestó que vio al acusado manipular fajos de dinero que había sacado de una mochila negra, algo vieja. El testigo no pudo precisar la fecha de este hecho.

También declaró un primo hermano de Nicolás Federico Cajal Gauffín. Sostuvo que el imputado tenía una relación normal con Jimena Beatriz Salas, como cualquier pareja. Y que nunca presenció ninguna discusión o escena conflictiva entre ambos.

Consultado acerca del destino del cuerpo de la víctima, el testigo afirmó que se enteraron de la cremación cuando ya había sucedido. Sostuvo que la decisión tomada por la familia no le llamó la atención puesto que se había tratado de un crimen.

Por último, un perito de la Unidad Especial de Investigación del CIF hizo referencia a una serie de informes obtenidos del análisis de las líneas telefónicas de Vargas. Refirió que el imputado tenía varias líneas de la empresa Personal a su nombre.

 

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


VER MÁS

Provinciales


Más de Judiciales

ÚLTIMAS NOTICIAS