Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

EL 28 DE ENERO DE 2020

El capo de un cartel mexicano planeó el vuelo del “narcojet” en Salta

Se trata de Salvador Sánchez Chávez, conocido como el “Toro”, integrante de un cartel mexicano que planeó la extracción de más de una tonelada de cocaína de Bolivia, operación para la cual dibujaron un plan de vuelo falso que incluyó a Salta.

El 27 de enero a las 20:30, la misma aeronave, Gulfstream GLF3, con matrícula N187ZL, había aterrizado en el aeropuerto Martín Miguel de Güemes.
El 27 de enero a las 20:30, la misma aeronave, Gulfstream GLF3, con matrícula N187ZL, había aterrizado en el aeropuerto Martín Miguel de Güemes.

En los últimos días, a través de medios de prensa de México, se conoció la condena de los pilotos Aldo López Matienzo y Miguel Blásquez Vallejos, quienes saltaron a la fama el 29 de enero del 2020, cuando en la costa sur de México, a la altura de la isla Cozumel, fueron descubiertos con 1.230 kilos de cocaína.

Dos días antes, el 27 de enero a las 20:30, la misma aeronave, Gulfstream GLF3, con matrícula N187ZL, había aterrizado en el aeropuerto Martín Miguel de Güemes, con la excusa de buscar a dos pasajeros que debían llevar de Salta a México, sin embargo, los mismos nunca llegaron.

López Matienzo y Blásquez Vallejos dejaron el Jet en la pista, donde recargó combustible y se marcharon en un remis a un hotel céntrico de esta ciudad, donde descansaron y el 28 de enero, alrededor de las 5:30, regresaron al aeropuerto para emprender el retorno a México, sin los pasajeros que habían venido a buscar.

Este trayecto, investigado a fondo por el fiscal federal, Ricardo Rafael Toranzos, del Área de Casos Complejos de la Unidad Fiscal Salta, con la colaboración de la Procunar NOA, fue destacado en el juicio que se le siguió en México a los dos pilotos, quienes el 11 de diciembre pasado fueron hallados culpables y condenados a una pena de 9 años y dos meses de prisión por los delitos de transporte de drogas.

Además, de multas y otras restricciones de derechos, el juez federal que los condenó ordenó el decomiso de la aeronave, valuada entre 40 y 60 millones de dólares, lo que significa un importante aporte para ese país en materia de lucha contra el narcotráfico.

Pero más allá de estos réditos, en un país que tiene un sistema penal similar al acusatorio vigente en Salta y Jujuy, desde junio de 2019, lo que más llamó la atención del caso fueron ciertas revelaciones que salieron a luz durante el juicio a los pilotos.

Testimonio clave

La declaración clave fue de un controlador del tránsito aéreo del aeropuerto de la localidad boliviana de Guayaramerín, en la región de El Beni, un departamento ganado por distintos clanes y carteles que lo utilizaron como punto de carga de vuelos que van a distintos puertos en Sudamérica.

Esta localidad fue establecida como el lugar en el cual el Jet, piloteado por López Matienzo y Blásquez Vallejos, aterrizó tras salir de Salta. Allí, según la investigación judicial, se cargaron los 1.230 kilos de cocaína que salió de la región de El Chapare, primero por agua hasta el paraje de Riveralta y de allí en un camión, custodiada por otras dos camionetas con hombres armados hasta el aeropuerto de Guayaramerín.

Según el testimonio de este controlador aéreo, quien reveló detalles de la llegada del Jet, la llegada del vuelo y la logística que incluyó el transporte de la droga, fue gestionado por Sánchez Chávez, el capo narco mexicano que llegó a Bolivia, primero a Santa Cruz de la Sierra, a mediados de 2019 con el objetivo de planear el operativo.

La investigación continúa con otros cinco imputados

Además de los pilotos condenados, la investigación penal tiene su secuela en Bolivia, donde se abrió una causa penal contra Salvador Sánchez Chávez, el ex capitán Araujo Becerra, un Director Regional de Aeronáutica Civil y otros empleados del aeropuerto de Guayaramerín.

Son cinco los investigados por la carga de la droga en el Jet que salió de Salta el 29 de enero de 2020. Y la identidad de los mismos, más allá de las pistas obtenidas y otros indicios, llegó a partir de la colaboración brindada por el controlador del tránsito aéreo, quien decidió colaborar con la Justicia.

Este testigo reveló que el 24 de enero fue contactado por el ex capitán Araujo Becerra, le habló del avión con matrícula N18ZL, conversación de la que también participó Sánchez Chávez. “Le dije que yo no tenía potestad de autorizar el ingreso o salida de aeronaves, de vuelos internacionales, y le mencioné el nombre de la autoridad máxima de la Dirección Regional de Aeronáutica Civil, DGAC, Arnaldo Pinto Roca, y que es con quien debían hablar”, declaró.

El 26 de enero, en tanto, agregó haber tenido un encuentro con el “Toro”, en el cuarto del hotel Monte Cristo en Guayaramerín, donde hablaron sobre el Jet que llegaría el 29 de enero para buscar la droga. “Ahí había otra persona que se encontraba en la cama, la misma no participó en la conversación”, pero Sánchez Chávez aseguró que ya “había coordinado con Arnaldo Pinto Roca y que el vuelo estaba arreglado”.

A través del teléfono del celular del mexicano, habló con López Matienzo, quien le indicó que iba a llegar y que todo estaba arreglado con Arnaldo Pinto Roca, quien el 28 de enero, apareció por el aeropuerto de Gauayaramerín. “Me comunicó que venía una aeronave como vuelo internacional. Le pregunté dónde estaba la autorización de ingreso de la nave matrícula N18ZL, me respondió que era un vuelo que él iba a arreglar con las autoridades de la DGAC. Yo le manifesté de que el vuelo era ilegal, y me respondió: ‘Eso es un asunto mío’”.

Cuando la nave llego, “el piloto no se identificó, solo me dijo que estaba con una emergencia y aterrizó sin autorización, cargó combustible a la nave y se dirigió a una pista anexa”.

 

 

 

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Provinciales


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


Más de Judiciales
El femicidio de la menor wichi ocurrió en el municipio de Embarcación, en la comunidad de Misión La Loma.

VICTIMA DE FEMICIDIO EN EMBARCACIÓN

La menor wichí murió acuchillada en el cuello y estaba embarazada

El informe preliminar de autopsia revela que la adolescente wichi de 14 años víctima de femicidio el pasado 9 de enero en Embarcación, estaba embarazada y murió de un shock hipovolémico ocasionado por tres cuchillazos en el cuello, y se encontraba cursando un embarazo.


ÚLTIMAS NOTICIAS