Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

DESPUÉS DE 3 AÑOS Y 9 MESES

Elevan a juicio la causa por la violenta muerte de Jimena Salas

Con menos pruebas de las llevadas en el caso de las turistas francesas asesinadas en Salta, la jueza interina de Garantías 5, María Edith Rodríguez, resolvió ayer elevar el caso de Jimena Salas a juicio.

María Cruz Vargas, madre de Sergio, pide por su liberación. Para ello cuenta con la asesoría del abogado Marcelo Arancibia.
María Cruz Vargas, madre de Sergio, pide por su liberación. Para ello cuenta con la asesoría del abogado Marcelo Arancibia.

Así, tal como lo solicitaron los fiscales Ana Inés Salinas y Gustavo Torres Rubelt, el 11 de marzo pasado, se resolvió elevar este caso de asesinato a juicio.

Tras resolverse una serie de planteos de apelación y pedido de arresto domiciliario, en su mayoría interpuestos por la defensa de Sergio Horacio Vargas, uno de los dos imputados que irán a juicio, la jueza decidió girar el legajo a la Mesa Distribuidora de Expedientes Penales, la que realizará el correspondiente sorteo y lo enviará a la Sala de Juicio que tendrá a cargo la realización del debate.

De acuerdo a lo informado ayer, la jueza confirmó a los dos imputados presentados por la fiscalía. Se trata de Sergio Horacio Vargas, quien se encuentra acusado del delito de homicidio triplemente calificado por ser cometido por alevosía y ensañamiento y por promesa remuneratoria en calidad de partícipe secundario.

El segundo imputado, en tanto, se trata de Nicolás Federico Cajal Gauffin, pareja de la víctima. En este caso, la acusación en su contra es por encubrimiento agravado.

El caso

Como se sabe, el crimen de Jimena Salas ocurrió  el 27 de enero de 2017, en horas del mediodía, en la casa en la que residía en el barrio San Nicolás, en Vaqueros.

En su requerimiento de juicio, los fiscales Salinas Odorissio y Torres Rubelt dijeron que como consecuencia de las medidas llevadas a cabo en la investigación se pudo establecer que los autores materiales contaron con la activa colaboración del imputado Sergio Vargas para la perpetración del hecho, lo que se logró probar con grado de probabilidad suficiente. Mientras que, por otra parte se pudo establecer que el imputado Nicolás Cajal Gauffin, pese a ser pareja de la damnificada, habría desplegado conducta criminalmente punible, al ocultar información trascendental para la investigación de los hechos, direccionándola y condicionando el resultado; todo ello en función de intereses personales, lo que sumado al transcurso del tiempo ha impedido (hasta el momento) la determinación de los autores materiales, sobre los que la investigación debe continuar y continúa de manera constante e intensa.

De ambos imputados, solo Vargas se encuentra privado de la libertad, pues fue detenido en junio de 2019, circunstancias en que fue acusado de ser el ejecutor del crimen, aunque posteriormente la fiscalía se rectificó y sólo pudo reunir pruebas para sostener la imputación como partícipe secundario. Cajal, en tanto, fue imputado con posterioridad, sin que se pidiera su detención.

Las pruebas reunidas, en tanto, responden en su mayoría a indicios que alimentan una hipótesis criminal, la cual, a propósito, tampoco se presenta como esclarecedora.

“Lo esperábamos para poder demostrar la inocencia de Vargas”

A la cabeza de la defensa de Sergio Vargas, el abogado Marcelo Arancibia, se mostró conforme ayer con este nuevo paso adoptado en el marco de la causa.

“Esperábamos que se dé este avance, pues la familia sufre mucho por la ausencia de Vargas, quien estoy seguro no tiene nada que ver con el hecho. Y eso lo vamos a demostrar en el debate junto a mis otros colegas defensores”, sostuvo el experimentado letrado.

Arancibia, junto a los abogados Luciano Romano, Laura Flores Mejías y Marcos Rinovich, llevan adelante la defensa de Vargas, quien lleva detenido ya más de un año y cuatro meses, según lo informado por su familia.

Tras la detención de Vargas, sus familiares, en especial su hermana, Silvia Verónica Vargas, llevó adelante, hasta antes de la pandemia, un constante reclamo por la libertad de su hermano, sin que sus pedidos hayan tenido éxito. Para tratar de acallarla, como ella misma lo sostuvo, el Procurador General, Abel Cornejo, la recibió para dialogar, pero nada de lo manifestado por el jefe de los fiscales se cumplió, según indicaron los familiares, quienes ahora se mostraron deseosos de que el juicio se lleve adelante lo más pronto posible. “Queremos que se haga antes de las fiestas de fin de año”, dijo a este medio Silvia, quien aseguró que en el debate “se demostrará la inocencia de mi hermano”.

“Los fiscales ni Cornejo tienen pruebas en contra de mi hermano, sólo son conjeturas que no tienen ninguna base fehaciente para probar que Sergio participó del crimen”.

“Cuando lo detuvieron a mi hermano dijeron que era un sicario, pero como no pudieron sostener con pruebas esa acusación, la cambiaron por la de campana”.

 

 

 

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Provinciales


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


Más de Judiciales

ÚLTIMAS NOTICIAS