EN EL JUICIO

La acusada del homicidio de Diego Castro se disculpó ante la familia

Hasta el 15 de marzo se llevará adelante el juicio que por homicidio culposo juzgará a María Belén Méndez García Zavaleta, en el hecho ocurrido el 3 de junio del 2017 donde perdiera la vida Diego Alejandro Castro.

María Méndez García

En la primera audiencia la acusada pidió disculpas a la familia y remarcó que no es un “monstruo”.

El Tribunal está integrado por los jueces Marcelo Rubio presidente, Mónica Faber y Martín Pérez vocales, mientras que al Ministerio Público Fiscal lo representa Ramiro Ramos Ossorio, el abogado defensor es René Gómez, y la querella está a cargo de Gabriela Arellano.

Tras la lectura de la elevación a juicio, Méndez García Zavaleta solicitó hablar frente al tribunal, sin aceptar que se le realicen preguntas, solo se refirió a su situación personal, asegurando que no es “un monstruo” como todos suponen y pidió disculpas a los familiares de la víctima.

Luego declaró Alejandro Antonio Di Carlo, quien viajaba como acompañante en el auto de la acusada el día del hecho. Relató que habían estado en un boliche bailable de la zona sur hasta cerca de las 5 y que ahí habían consumido bebidas alcohólicas. De allí se fueron hasta el estacionamiento del barrio Casino, donde residía la imputada y estuvieron charlando en el auto hasta las 7. Entonces decidieron ir a comer un pancho hasta un local de avenida Jujuy, pero como había congestión de autos decidieron regresar por avenida Paraguay. El testigo indicó que “ella no parecía alcoholizada”, que iban charlando. Manifestó que “ingresó tarde a la colectora” y en ese momento “se le aceleró el auto de golpe”. Dijo que, después de impactar contra la víctima, los dos bajaron “knockeados” y no sabían lo que había pasado. Aseguró que la imputada no conducía rápido porque había mucho tránsito a esa hora.

Testimonió Ariel Rodrigo Yapura, el compañero de trabajo que trasladaba un cartel junto a Diego Alejandro Castro cuando fue embestido por el vehículo de Méndez García Zavaleta. El joven relató que todo fue muy rápido, que apenas ocurrió el impacto él abrió la puerta del auto y sacó a la imputada para intentar hacer retroceder el auto, con el fin de liberar a Castro. Dijo que no pudo hacerlo porque el vehículo tenía caja automática y estaba como bloqueado.

Manifestó que pidió ayuda para mover el auto pero nadie reaccionaba. Él estaba desesperado y recién cuando pasó una camioneta de la policía y él le hizo seña para que parara, consiguieron hacer retroceder el rodado para liberar a su compañero, quien desde un primer momento quedó desvanecido.

El testigo agregó que la conductora y su acompañante parecían alcoholizados. Dijo que ninguno de los dos intentaba ayudar y no reaccionaban. También precisó que vio botellas de fernet dentro del vehículo.

También declaró una joven que se encontraba esperando el colectivo sobre avenida Paraguay y que se acercó a mirar cuando sintió el impacto. Dijo que logró advertir que la conductora tenía olor a alcohol y que apenas podía articular palabras cuando hablaba por teléfono.

Peritos

Los peritos del Cuerpo de Investigaciones Fiscales dieron sus informes entre ellos uno en el que se precisó que la huella de derrape oblicua registrada en el lugar es resultado del exceso de velocidad. Indicó que, según el peritaje, la velocidad total desde la huella de derrape hasta el cordón de la vereda de la platabanda donde subió el vehículo era de 84 kilómetros por hora. Cuando el vehículo impactó a la víctima –por la desaceleración propia del derrape y del impacto con los cordones cuneta- ya iba a alrededor de 52 kilómetros por hora.

Durante la exposición del perito se proyectaron además dos videos de cámaras de seguridad ubicadas en el lugar del hecho.

El hecho
 

Méndez García Zavaleta está siendo juzgada por el siniestro vial que ocurrió el 3 de junio de 2017 en la avenida Paraguay, cuando intentaba ingresar en la calle colectora de la avenida Palacios. En ese momento, y debido a la velocidad a la que circulaba, perdió el control del vehículo e impactó contra la víctima, Diego Alejandro Castro, quien caminaba por la vereda cargando un cartel, junto a un compañero de trabajo. El damnificado fue trasladado con código rojo al hospital, donde falleció por paro cardiorrespiratorio, politraumatismos y amputación de los dos miembros inferiores.

Más de Judiciales
El juez Domínguez realizó ayer la recorrida al Arenales.

“VOY A TOMAR CARTAS EN EL ASUNTO"

Inspección en el Arenales ratificó incumplimientos

La inspección ocular que realizó el juez de la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial, Marcelo Domínguez. Terminó por corroborar los incumplimientos que fueron denunciados por los vecinos tras una sentencia que se dio el año pasado en el marco de un amparo que presentó el abogado Pedro Arancibia, tras las inundaciones que afectaron en 2011 a vecinos de la zona. 

El sacerdote era capellán de la Universidad Católica y estaba en la parroquia de Santa Lucía.

CLÉRIGO ABUSADOR

El cura Aguilera tras ser imputado por abuso sexual continuará detenido

Este viernes el sacerdote capellán de la Universidad Católica de Salta fue imputado formalmente por la fiscal penal María Luján Sodero Calvet de la Unidad de Delitos contra de la Integridad Sexual, quien luego de la audiencia solicitó  que siga detenido hasta que se realicen todas las pruebas. 

Desde el Gobierno se impulsa la acción entre vecinos.

COMUNIDADES EN ACCIÓN

Incentivan las redes barriales en toda la provincia

Desde el Ministerio de Gobierno, Derechos Humanos y Justicia se acompaña y trabaja a la par de las redes barriales que en toda la provincia promueven el bienestar de sus comunidades.