Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

INDIGNACIÓN DE LOS VECINOS

Murió el jefe de la subcomisaría de El Galpón luego de ser atacado por dos hermanos

El jefe de la dependencia policial de El Galpón, subcomisario Manuel Pistán, murió anoche tras ser atacado en medio de un procedimiento en la vía pública. El otro herido, en tanto, se trata del oficial César Rodríguez, quien se halla estable.

Cristian y Nahir Jesús Federico Puntano.
Cristian y Nahir Jesús Federico Puntano.

Por el hecho, fueron detenidos los hermanos Nahir y Cristian Puntano, quienes se habían refugiado en Finca La Misión. Ayer pasado el mediodía, la policía, que los buscaba desde las 3 de la madrugada, los localizó y ahora se encuentran a disposición de la fiscalía penal 1 de Metán.

Por el hecho, en el Galpón todos los vecinos se movilizaron desde temprano para colaborar en la detención de los acusados. Lo hicieron masivamente a través de las redes sociales con la difusión de las fotos de los hermanos Puntano, quienes fueron apuntados como protagonistas de fuertes peleas y otros hechos relacionados con drogas.

Según lo informado, la indignación en El Galpón fue popular y la policía temía que todo decante en un episodio de justicia por mano propia, por lo que la subjefa de esa fuerza, la comisario general Adriana Herrera, se dirigió al lugar y encabezó los operativos para dar con los dos hermanos Puntano.

La molestia de los vecinos también alcanzó al juez de Garantías 2 de Metán Mario Dislacio, quien se negó a autorizar el allanamiento de la casa de los Puntano en la calle Rufino Figueroa, a metros de donde ayer a la madrugada sorprendieron al subcomisario Pistán y al oficial Rodríguez.

La policía se movilizó por todos lados en El Galpón, escenario de los hechos, y en localidades vecinas en busca de los dos sujetos, quienes, gracias a la negativa del juez Dislacio de allanar su vivienda, contaron con una gran ventaja para emprender la fuga tras la brutal agresión a los dos policías.

En la jefatura de la policía, el descontento con el magistrado no es menor, como así tampoco en la fiscalía penal. Según se conoció, el fiscal penal de Metán Sergio Castellanos, pidió de inmediato la orden de allanamiento y detención de los dos hermanos.

Pistán fue hallado inconsciente por sus subalternos cuando llegaron al lugar donde resultó emboscado, en inmediaciones de las calles 25 de Mayo y Rufino Figueroa.

Pistán y Rodríguez, tras el llamado de vecinos a la 1.55 de la madrugada, llegaron primero al lugar, mientras otros efectivos lo hacían a pie. Los dos uniformados fueron sorprendidos por los atacantes, quienes armados con palos los derribaron y comenzaron a darles palazos en el piso.

El informe de cabecera del caso reveló que el Jefe de Dependencia abordó el móvil 1.661 y se dirigió al lugar con refuerzos, sin embargo, antes de llegar se separaron. Pistán y Rodríguez llegaron juntos hasta el lugar donde ocurrió el incidente callejero.

Al llegar al lugar del incidente, Pistán y el oficial comenzaron a despejar a un grupo de belicosos, circunstancias en que fueron atacados por la espalda por los hermanos Puntano, uno de ellos armado con un palo, con el cual agredió al subcomisario. Rodríguez corrió la misma suerte.

Cuando llegaron los refuerzos, ambos efectivos fueron trasladados a la guardia del hospital local en el mismo móvil policial. A las 3.15, en tanto y debido a su delicado estado, Pistán fue trasladado de urgencia a bordo de una ambulancia de alta complejidad hacia el hospital San Bernardo. Rodríguez, en tanto, quedó en observación por presentar hematomas e hipertensión.

Los vecinos presenciaron cómo se produjo la brutal agresión

Al indagar sobre lo sucedido, dos vecinos expresaron haber presenciado el ataque a los dos policías. Sindicaron a los hermanos Puntano como los autores, quienes cesaron de golpear a los policías, que ya estaban derribados, recién cuando advirtieron el arribo de la patrulla motorizada.

Soltaron el palo con el que golpearon a Pistán e ingresaron a su domicilio, sobre la calle Rufino Figueroa. En el reporte policial, dado a conocer por La Voz de Salta, se consignó que a las 2.40 se tomó contacto con el auxiliar de la fiscalía penal 1, de apellido Brandan, quien dispuso que el responsable médico se comunique en carácter de urgente con la fiscalía, como así también se solicite al Juzgado de Garantías en turno el allanamiento y detención de los sospechosos, al igual que otras medidas de rigor para el esclarecimiento del hecho.

Siendo 02:49, se hizo la consulta con el juez Mario Dilascio, del Juzgado de Garantía 2 de Metán, quien dispuso que “no autoriza el allanamiento por cuanto al horario, en caso de encontrarlo en la vía pública a los acusados se proceda a la detención de los mismos”.

Esta respuesta del magistrado enardeció a los policías y a la fiscalía, pues les dio a los hermanos Puntano una puerta de salida que les permitió estar prófugos hasta pasado el mediodía, cuando el asedio policial y la presión de los mismos vecinos delataron su refugio en finca La Misión.

El jefe policial, como todos saben dentro de la fuerza, es hijo de Simón Pistán, quien fuera subjefe de la Policía de Salta junto a Néstor Cardozo, por lo que se trata de un efectivo reconocido y, además, muy querido por todos en la policía.

 

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


VER MÁS

Provinciales


Más de Judiciales

ÚLTIMAS NOTICIAS