Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

Sección: Judiciales

Vecinos de Rosario de la Frontera hicieron una marcha pidiendo justicia por Daniela Andrade. El fiscal pidió la exhumación de su cuerpo.

PIDIERON LA EXHUMACIÓN DEL CUERPO

. El fiscal penal Oscar López Ibarra, investiga de oficio la muerte de una mujer de 26 años, ocurrida días atrás en Rosario de la Frontera. Aún no hay indicios o denuncias para sospechar que fue víctima de un delito. Se trata de establecer la causa del deceso con un pedido de exhumación del cuerpo.

“Hace nueve años que venimos luchando solos nosotros, contra la corporación de la Justicia", dijo Marisa Peñalva a Nuevo Diario.

MARCHAS DIARIAS POR LUJÁN Y YANINA

. Gustavo Peñalva y Marisa Peñalva, padre y tía de Luján, muerta junto a Yanina Nuesch, siguen desde hace casi tres años, tras la reconstrucción de ese fatal episodio, firmes en su campaña de marcha y escraches a la Justicia que no se pronuncia ante nuevas pruebas.

La audiencia se cumplió en el Juzgado Federal.

EL JEFE ERA EL HERMANO DE UN SENADOR

. En las dos primeras audiencias del juicio seguido a Ramón Jesús Cortéz, Teodoro Arias y su hijo Enzo, el fiscal general Eduardo José Villalba, expuso la prueba documental, técnica y testimonial que compromete a los acusados en el debate que aborda su responsabilidad en el denominado “Caso Lapad”.

El fiscal Gustavo Torres Rubelt no descarta una ampliación de la imputación de la ex mujer que golpeó a su pareja y luego murió.

DESCARTAN TENTATIVA DE HOMICIDIO

. La investigación inició en noviembre cuando César González resultó herido tras mantener una gresca con la actual pareja de su exesposa. Tras el fallecimiento del damnificado, la causa fue girada a la Unidad de Graves Atentados.

El hecho denunciado ocurrió en el barrio 26 de Marzo.

HECHO OCURRIDO EN BARRIO 26 DE MARZO

. En un juicio llevado a cabo en la Sala I, cuatro policías resultaron absueltos del delito de vejaciones agravadas por el uso de violencia, por aplicación del principio constitucional de la duda (“in dubio pro reo”).