Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

POR TORTURAS A GREMIALISTA

Procesamiento y embargo para Marcos Levín por delitos de lesa humanidad

Mediante una resolución de la jueza federal, Mariela Giménez, el empresario Marcos Levín, ex dueño de La Veloz del Norte, fue procesado por delitos de lesa humanidad, como así también se le aplicó un embargo por la suma de 500 mil pesos.

Marcos Levín, ex dueño de La Veloz del Norte.
Marcos Levín, ex dueño de La Veloz del Norte.

El fallo también alcanzó al ex comisario Víctor Hugo Almirón y el ex oficial subayudante Hugo Faustino Aillón, quienes, al igual que Levín, fueron procesados por los delitos de privación ilegítima de la libertad y tormentos agravados cometidos en perjuicio de un gremialista de los ceramistas.

Almirón, quien era jefe de la comisaría Cuarta, donde funcionó un centro clandestino, se le aplicó la figura de autor mediato; mientras que Levín y Aillón fueron procesados en calidad de partícipes secundarios. 

Giménez ordenó también un embargo para los tres procesados hasta cubrir 500 mil pesos.

Levín, quien al momento de los hechos era propietario mayoritario de La Veloz del Norte,  fue condenado en 2016 a 12 años de prisión y está imputado en otra causa, en esos casos por delitos cometidos contra integrantes de su firma.

El caso, en el que intervino el fiscal de Transición Carlos Amad, se inició con la denuncia radicada el 17 de abril de 2017 en la Fiscalía Federal 2 de Salta por el hijo del gremialista, quien manifestó que cuando transcurría el 21 de agosto de 1977 su padre fue detenido de manera ilegal en el cruce de las calles Hipólito Yrigoyen e Independencia, en la zona este de la ciudad. Sostuvo que, al momento de la detención, estaba acompañado de un amigo cuando de pronto fueron abordados por policías uniformados, quienes lo detuvieron y lo trasladaron a los talleres de la empresa La Veloz del Norte, ubicados en las inmediaciones. En dicho lugar, y sin decirle las causas de sus detenciones, su padre fue golpeado y torturado por varios policías; entre ellos identificó a uno con el apellido de Figueroa. El denunciante también expuso que el 22 de agosto, al día siguiente de que su padre fuera liberado, fue arrestado por 20 policías que se presentaron en la carpa “La salteña”, que lo llevaron detenido a la comisaría Cuarta.

Durante el transcurso de la causa se reunieron pruebas y se realizaron distintas diligencias procesales, que llevaron a la jueza  a dictar el procesamiento de Levín, Almirón y Aillón. La magistrada indicó que “se pudo establecer objetiva e indubitadamente la concreta y real existencia de la privación de la libertad corporal que sufrieran padre e hijo”.

También resaltó que “las personas que declararon en el marco de esta causa, son contestes con la exposición de los hechos que efectuara el denunciante y corroboran su versión de lo sucedido”. En cuanto al empresario, el fallo sostiene que Levín era “el dueño y responsable de lo que sucedía en las instalaciones de su empresa, donde se llevó detenido a una de las víctimas y donde se le aplicaron tormentos, lo que no habría podido cometerse sin expreso conocimiento y/o autorización del dueño”. La afirmación, según surge del fallo, tiene como base diferentes declaraciones testimoniales que indicaron que el empresario operaba en complicidad con la Policía.

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Provinciales


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


Más de Judiciales

ÚLTIMAS NOTICIAS