Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

INICIARÁ EL 3 HASTA EL 21 DE MAYO

Tras la huelga de hambre de un detenido, el juicio de Salas ya tiene fecha

La huelga de hambre que Horacio Vargas, el único acusado detenido, inició hace un par de semanas, al parecer, tuvo su efecto, pues ayer la Sala VII del Tribunal de Juicio, a cargo del caso de Jimena Salas, informó formalmente que el debate cambió de fecha.

La víctima, Jimena Salas, fue asesinada el 27 de enero de 2017.
La víctima, Jimena Salas, fue asesinada el 27 de enero de 2017.

El juicio comenzará el 3 de mayo próximo y se extenderá hasta el 21 del mismo mes, con lo cual se descartó la fecha programada para junio.

La comunicación fue realizada por el juez Francisco Mascarello, quien fue designado para presidir el debate, junto a los vocales Federico Diez, de esa misma sala, y Federico Armiñana Dohorman, de la Sala I.

Cabe señalar que el juicio se llevará adelante contra Sergio Horacio Vargas, quien está acusado de ser partícipe secundario de homicidio triplemente calificado por ser cometido con alevosía y ensañamiento y por precio o promesa remuneratoria. En tanto que Nicolás Federico Cajal Gauffín, viudo de Jimena Salas, será juzgado por encubrimiento agravado.

Salas, como se sabe, fue asesinada el 27 de enero de 2017 en el interior de su vivienda, en la localidad de Vaqueros.

De acuerdo a la investigación del caso, llevada adelante por los fiscales Gustavo Torres Rubelt y Ana Inés Salinas Odorisio, Jimena fue asesinada de más de 40 cuchilladas. Según la hipótesis principal, los asesinos fueron dos hombres, uno de los cuales se acercó a la casa con un perro raza Caniche Toy, el cual usó de excusa para poder acceder a la vivienda y cometer el crimen.

En la misma hipótesis, la fiscalía sostuvo que los homicidas fueron en busca de dinero o drogas, botín que sería el pago por el crimen de Salas.

En el marco de esta teoría, la de un homicidio por encargo, el 10 de junio de 2019, fue detenido Vargas, a quien primero se lo acusó de ser uno de los criminales, aunque luego la fiscalía se rectificó y alegó que el detenido sólo tuvo una participación secundaria.

Posteriormente, se imputó a Cajal Gauffin, el viudo, a quien los fiscales le imputaron el delito de encubrimiento agravado.

El 11 de marzo de 2020, en tanto, la fiscalía pidió juicio para Vargas y el viudo, quien se encuentra en libertad. El 14 de octubre de ese año, la jueza María Edith Rodríguez, tras resolver una serie de planteos defensivos, elevó la causa a juicio, la que quedó radicada en la Sala VII.

Expectativa

Existe una gran expectativa en torno a este caso, pues las pruebas presentadas por la fiscalía, tanto en contra de Vargas como del viudo, no son del todo contundentes, sino más bien están basadas en conjeturas. Así por lo menos lo afirmó el abogado Pedro Arancibia, defensor de Cajal Gauffín, quien incluso sostuvo que el caso fue politizado por la Procuración General.

“Vamos a ejercer una defensa con mucho respeto y sin agravios”

Con la parsimonia que lo caracteriza, propia de una trayectoria de 43 años en los tribunales, el abogado penalista Marcelo Arancibia, defensor de Vargas, junto a su par, Luciano Romano, reconoció que el caso es “otro desafío más” en su carrera, el que enfrentará junto a su colega “como siempre lo hice, respetuosamente y con un análisis exhaustivo y fidedigno de la acusación presentada”.

Agregó que, de esta manera, al finalizar la exposición de todas las pruebas y testigos, la verdad “va a florecer” y la justicia podrá entonces ser aplicada “en todo su esplendor”.

Respecto a la prueba que se presente durante el debate, en especial la atinente a su defendido, Arancibia señaló que desde la defensa ya se conoce la carga probatoria que la fiscalía presentará en el juicio, no obstante, “desde la defensa vamos a evaluar si se tratan de elementos objetivos, sobre los cuales la justicia puede establecer o no una sentencia condenatoria”.

Indicó que, por lo hasta ahora ofrecido por la fiscalía, en su acusación, no se “advierte la existencia de suficientes pruebas de cargo”.

Explicó que junto a la experiencia y capacidad de su codefensor, se analizará cada prueba y “vamos a controvertir lo que corresponda y en base a lo establecido en las normas procesales y jurisprudencia vigente”.

Por último, Arancibia señaló que “objetivamente vamos a demostrar que Vargas para nada cometió el delito que se le achaca”.

Rescató y resaltó a su vez la labor que tendrán los jueces del tribunal, quienes deberán analizar y sopesar cada palabra que se diga durante el juicio a fin de darle el valor que corresponda, lo que “sin dudas es una tarea de mucho peso”.

 

 

 

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


VER MÁS

Provinciales


Más de Judiciales
El fiscal Villalba expone sobre el millonario fraude.

POR CONTRABANDO DE GRANOS

Juzgan a un finquero, un jefe y dos subalternos de Gendarmería

Por los delitos de contrabando de granos y cohecho son juzgados el ex jefe del Escuadrón Aguaray de la Gendarmería Nacional, comandante principal Marciano Alberto Páez, el alférez Diego Ernesto Radaelli y el sargento Rodolfo Ayala, y el finquero Alberto Martín Crossa.


ÚLTIMAS NOTICIAS