COMICIOS REGIONALES

Castigo en las urnas para Angela Merkel

La canciller Angela Merkel intentará este lunes cohesionar la frágil coalición gubernamental en Alemania, después de que los dos principales partidos que la componen registraran un fuerte revés electoral en los comicios regionales de Hesse.

Merkel, enfrentada al reto de reforzar su gobierno tras el revés electoral en Hesse

La Unión Cristianodemócrata (CDU) que dirige la canciller alemana Angela Merkel y sus socios en el Ejecutivo, el Partido Socialdemócrata (SPD), sufrieron ayer un duro golpe en las elecciones regionales de Hesse.

Este castigo en las urnas se percibe como una expresión del descontento de la población con la política de Berlín, cuando solo han transcurrido siete meses de que Merkel lograra formar Gobierno con los socialdemócratas tras arduas negociaciones.

Los conservadores de la CDU obtuvieron un 27,3 por ciento de los votos y el SPD, un 19,1 por ciento, el peor resultado en Hesse desde 1946. Los Verdes fueron los grandes ganadores: los votó el 19,6 por ciento de los electores, con una suba de 8,5 puntos.  

Por su parte, la ultraderechista Alternativa para Alemania logró un 12,6 por ciento de los votos –8,5 puntos más que en 2013– y logra así entrar en la última de las dieciséis cámaras regionales que le quedaba por conquistar en Alemania.

Tras conocerse los resultados, la líder del SPD, Andrea Nahles, exigió un cambio de rumbo en el Gobierno e instó a la canciller a elaborar una hoja de ruta en la que ambas formaciones incluyan políticas que redunden en el interés de los ciudadanos.

“Una vez implementada la hoja de ruta y en el momento en el que hagamos balance de los dos primeros años de Gobierno, veremos claramente si todavía este es el Gobierno adecuado para nosotros”, aseguró en alusión a la cláusula de revisión incluida en el pacto de coalición que podría precipitar un final del Ejecutivo en 2019.

Los analistas habían insinuado días atrás que los malos resultados de la CDU y del SPD podrían conducir a una ruptura prematura del Ejecutivo en Berlín y precipitar con ello la despedida política de Merkel.

 

Más de Mundo
El ex presidente de Perú Alan García tiene prohibido salir del país por el plazo de 18 meses.

EL EX MANDATARIO DE PERÚ

Vinculado a Odebrecht Alan García pidió asilo en Uruguay

El expresidente de Perú Alan García se refugió en la embajada de Uruguay y pidió asilo político a ese país luego de que un juez le prohibiera salir del país durante 18 meses mientras se lo investiga por presunto lavado de activos y otros delitos relacionados con el escándalo de los sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrehct.