PODER CENTRALIZADO

Rusia planea instalar tres bases militares en Cuba

El presidente Vladimir Putin se reunió ayer en Moscú con el presidente isleño Miguel Díaz-Canel. Sería la respuesta del Kremlin a la decisión de Donald Trump de abandonar el tratado de desarme.

El presidente de Rusia Vladimir Putin y el presidente de Cuba Miguel Díaz-Canel.

"Tenemos que volver a Cuba, necesitamos allí tres bases militares. Una de inteligencia electrónica para poder controlar y entender qué hace EE.UU. Una base para nuestros submarinos nucleares multifuncionales. Y, si EE.UU. sale del tratado INF (Tratado de Eliminación de Misiles de Corto y Medio Alcance) podríamos desplegar allí sistemas de misiles adecuados, lo cual contribuiría a la seguridad cubana y a la lucha antiterrorista internacional", afirmó en declaraciones a Sputnik el experto militar ruso Ígor Korótchenko.

Para Korótchenko, "es necesario un acuerdo entre (los Gobiernos de) Cuba y Rusia de cooperación estratégica y de alianza militar". Según Diario de Las Américas, que también reporta la información, el experto no descartó que el tema se haya abordado durante la visita a Moscú del designado gobernante cubano Miguel Díaz-Canel, quien se reunió con el presidente ruso, Vladimir Putin.
"Moscú considera la opción de Cuba ante la postura de EE.UU. sobre el tratado INF", reveló el senador ruso Vladimir Shamánov, e insistió en que "es la parte estadounidense quien empuja al mundo a una reproducción de la Crisis de los Misiles, que en el lejano 1962 podría haber desembocado en una guerra nuclear".

Más de Mundo
El ex presidente de Perú Alan García tiene prohibido salir del país por el plazo de 18 meses.

EL EX MANDATARIO DE PERÚ

Vinculado a Odebrecht Alan García pidió asilo en Uruguay

El expresidente de Perú Alan García se refugió en la embajada de Uruguay y pidió asilo político a ese país luego de que un juez le prohibiera salir del país durante 18 meses mientras se lo investiga por presunto lavado de activos y otros delitos relacionados con el escándalo de los sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrehct.