DECLARADO BAJO EMERGENCIA HÍDRICA

Familias en Iruya son evacuadas por temor a desbordes de ríos

Equipos de Defensa Civil realizan una evacuación preventiva de barrios del pueblo de Iruya ante la posibilidad de situaciones críticas que puedan presentarse ante lluvias y crecientes en el cauce de los ríos Milmahuasi y Colanzuli, y afecten a la población.

Sólo 6 de 37 familias de Iruya en riesgo de sufrir inundaciones por desbordes de rios, accedieron a se evacuados.

El traslado precautorio de habitantes fue decidido desde el Comité Permanente de Emergencias y es realizado en conjunto con personal de la Municipalidad, encabezados por el intendente de la localidad, Alfredo Soto.

Según explicó el secretario de Protección Civil, Néstor Ruiz de los Llanos a Nuevo Diario, son al menos 37 familias las que se encuentran sobre la barranca de los ríos y en mayor riesgo. De ellas, solamente 6 accedieron hasta ayer a ser evacuadas. 

En este caso, sostuvo, ya hubo algunas situaciones de desmoronamientos cercanos a los barrios La Tablada y Medalla Milagrosa que son los que seguían más comprometidos dentro del municipio. “Por ahora están todos bien, pero es necesario que vayan hasta el centro del pueblo, dijo.

Por el momento, el personal de la entidad de Protección Civil de la Provincia, está recorriendo los lugares que puedan ser afectados potencialmente por la crecida de los cauces, para tomar medidas pertinentes.

Por otro lado, Iruya forma parte de los cinco departamentos declarados bajo emergencia hídrica, vial, sanitaria y social, mediante decisión administrativa emitida en febrero en el marco de eventos climatológicos adversos que afectan a la provincia. 

Más de Provinciales
Por las intentas lluvias de ayer se cortó el paso en algunos tramos de la ruta 9 entre Vaqueros y La Caldera.

FUERTES LLUVIAS EN LA CALDERA

Preocupación por derrumbes y bajada de agua en un loteo

Las lluvias de ayer y el corte de un sector de la ruta 9 por la bajada de un caudal de agua como río, entre las ciudades de Vaqueros y La Caldera, volvieron a generar la preocupación de los vecinos por posibles derrumbes.