Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

A PUERTAS CERRADAS

La celebración de un "desvalorado" Milagro tuvo por epicentro la Catedral

A partir de las 17 se inició ayer el Milagro 2020 concentrado sólo en la Catedral Basílica, ya que no hubo procesión cuyo trayecto cada año va desde el Santuario hasta el Parque 20 de Febrero.

Sin procesión las imágenes permancieron en el templo. 
Sin procesión las imágenes permancieron en el templo. 

Tampoco se realizó la procesión “selecta” que se había previsto que circunde la plaza 9 de Julio con tres decenas de invitados, entre ellos el gobernador Gustavo Sáenz y la intendenta Bettina Romero que conscientemente desistieron de participar debido a la situación de la pandemia por COVID-19 que obliga a respetar el aislamiento y evitar contactos para no contagiarse de coronavirus. Por ello, escasas personas estaban frente a la Catedral, entre ellos algunos fieles cercanos a la Plaza central así como vendedores de novenas o claveles que lograron evadir los vallados de la fuerza de seguridad.

Monseñor Cargnello presidió la ceremonia, que incluyó el rezo del Rosario conjugando las peticiones a los Patronos Tutelares por la protección de los salteños, por los que se contagiaron de COVID-19 y por el resguardo del personal de Salud, de Seguridad y de servicios esenciales. El repiquetear de las campanas no faltó, como tampoco faltó el ulular de la sirena de El Tribuno, en calle Zuviría, que de alguna manera despidieron el Milagro hasta el próximo año junto a los himnos del Señor y la Virgen del Milagro.

 

 

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Provinciales


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


Más de Salta

ÚLTIMAS NOTICIAS