Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

HUBO EN SALTA OTROS CASOS SIMILARES

Revelan detalles de la investigación que desbarató el secuestro extorsivo

El fiscal Ricardo Toranzos revela en esta entrevista puntos claves de la investigación que llevaron a desbaratar el secuestro extorsivo del empresario Víctor Giménez, hecho ocurrido el 1 de diciembre pasado. Este caso, que ya tiene 4 detenidos imputados, se encuentra ahora bajo la órbita de la Justicia Federal. 

NDS |

El operativo en el lugar donde tenían secuestrado a un empresario de transporte de Salta.
El operativo en el lugar donde tenían secuestrado a un empresario de transporte de Salta.

NOTA RELACIONADA: Vestidos de policías, secuestraron en la mañana a un empresario salteño y fue rescatado por la tarde

En una entrevista que realizó el periodista Héctor Alí para su programa "Las barbas en remojo" por FM Pacífico, el fiscal Ricardo Toranzos reveló interesantes detalles de fondo sobre el caso que despertó una alerta en las autoridades del Ministerio de Seguridad local, por la inusitada reaparición de un delito que tiene como protagonista a una banda de delincuentes salteños.

En principio cuenta que existe una dificultad en este tipo de delitos, que es la de poder certificar cuándo el secuestro es extorsivo,dado que en algunos casos no se cuenta con todos los requisitos, por eso se trabaja conjuntamente con dos jurisdicciones.

El fiscal Toranzos imputó a 7 concejales por el cobro indebido del IFE -  Judiciales - Nuevo Diario de Salta, Argentina

"Muchas veces estos secuestros extorsivos aparecen como una desaparición injustificada de la persona, no se sabe dónde está, qué le ha pasado en concreto, porque ese primer tiempo de no ubicarla en los lugares, no necesariamente acredita un secuestro extorsivo. Por eso es que la prevención empieza por uno y termina en otra jurisdicción", indica.

-¿Cómo se llega a la conclusión de que un secuestro es efectivamente extorsivo?

-El secuestro extorsivo requiere dos facetas: una faceta objetiva que es retener a la persona, de privarle su libertad, justamente disponer sobre la libertad de la persona, y el aspecto subjetivo es pedir plata a cambio de liberarlo. En este caso tenía una peculiaridad concreta: nunca los secuestradores pidieron plata, sino que hicieron que la víctima le dijera a su familia que estaba haciendo un negocio y que concretamente requería que le den plata para culminar ese negocio, entonces eso dificultó un poco su encuadramiento inicial en un secuestro extorsivo.

-Ahí entró a jugar la parte subjetiva, es decir la relación que hizo que el hijo se diera cuenta que había algo raro cuando el padre le pedía que le llevara plata, ¿no?

-Eso es lo resaltable, no obstante que del diálogo parecía una posición normal, el hijo entró en ese diálogo por la forma, por los términos, por la historia, por la trayectoria de su padre, que eso no era normal, no era lógico en su padre, y eso es lo que a él, lo llevó justamente a ser el disparador con la Procuración de la Provincia y al fiscal Ramos Ossorio, a impulsar un orden investigativo. Si bien no aparecían terceros o no aparecía pedido de dinero para su libertad o alguna situación que acredite que estaba retenido, todo el contexto y sobre todo el lenguaje que habían utilizado les daba el convencimiento de que esto era una situación muy extraña, difícil y que era muy delictiva.

-Cuando el padre pide que le lleven el dinero, ¿da un punto específico donde reunirse?

-Claro, él le dice dónde van a entregar ese dinero, él le plantea de que no vaya su hijo, que va a ir un empresario en un auto negro a retirar ese dinero para concluir justamente el negocio, algo que a esa altura ya evidentemente tenía una cobertura como si fuese un posible secuestro extorsivo, de parte del orden investigativo.

- ¿Es real que se habían exigido $50.000 millones?

- Al parecer inicialmente los secuestradores tenían en su entendimiento de que él tenía la capacidad de mayor disponibilidad de dinero. Cuando le plantean, él mismo les dice que es imposible contar con esa plata, menos en el tiempo que ellos planteaban, no la tenía. Los primeros montos que le planteaban no los tenía y van determinando qué puede conseguir la familia como para que pueda hacerlo. Se pretendía resolver el pedido de plata, la entrega, todo, en menos de diez horas.

-¿El secuestrado Víctor Giménez ya declaró? ¿Se conoce su versión?

No, él no tiene una declaración todavía formal, porque inicialmente cuando se produjo el rescate, tuvo una intervención médica, lo internaron en una clínica para hacerle las verificaciones, tenía algunos dolores, entonces recientemente, hace 24 horas tuvo el alta para trasladarse a su domicilio y todavía no superó este shock de todo ese momento por lo que todavía no se le ha planteado una declaración formal. No obstante, durante los primeros encuentros tanto con el orden preventivo y después con algún operador de la investigación, fue tirando alguna información de lo que le había sucedido.

-¿Es real también esto de que hay un patrullero que, sin estar convocado en la operación, participa del hecho, observa que son sospechosos los que están dentro de un vehículo, porque la chapa estaba tapada y esto hace que casi se frustre la operación?

No sé si casi se frustra, en realidad ya estaban en una situación, al parecer se fija el lugar de donde iba a ser el encuentro de la entrega de dinero, para eso se implementa la búsqueda de un oficial de la policía de mediador, se pone el dinero que habían conseguido, esto todo bajo la conducción del fiscal Ramos Ossorio.

Nuestra primera participación en el orden Federal fue más técnica: utilizar servicios técnicos de apoyo, entonces en ese lugar se había coordinado de que este auto negro sería el que llegaría a retirar ese dinero, se lo ve al auto negro que trata de hacer un primer contacto supuestamente con este mediador o con este supuesto pagador, pero no llega a coordinarse esa situación, se retira y trata de estacionarse en las cercanías de donde se tendría que hacer la entrega y queda estacionado en ese lugar.

Hay información de que allí ellos dan una alerta, donde ya empiezan a sospechar de que posiblemente esté interviniendo la Policía en un orden propio del operativo. En ese mismo momento un oficial advierte que este vehículo tenía una peculiaridad de que tenía tapada la patente, por lo que hace un primer abordaje; cuando se hace ese abordaje, como en la zona también estaba el resto del personal policial, el manejo de esa situación, acuerdan retirarlo del lugar, llevarlo a una comisaría cercana para hacer el procedimiento de verificación, identificación y secuestro llegado al caso, para no entorpecer el teatro operativo.

-¿En ese vehículo estaban dos de los secuestradores o estaba vacío?

El vehículo estaba con dos personas, que fueron detenidas. Al parecer ellos eran los que iban a hacer la recepción y no se sintieron seguros en el ámbito y tomaron una posición de alerta, escondiéndose cerca de la zona, o bien estaban tratando de verificar todas las situaciones como una especie de autorizar el ingreso a esa zona del vehículo que traía al secuestrado.

-¿Ahí es donde se da la alerta de que estaban en el propio vehículo de Víctor Giménez y se inicia esa persecución que termina con el auto incrustado en una casa?

Cuando se habían comunicado se tenía un control vía satelital de algunas comunicaciones, entonces cuando se comunica el vehículo en el último tiempo, da una alerta de que el teléfono del que supuestamente estaba pidiendo el rescate estaba saliendo de un barrio, el personal policial y por orden del fiscal que estaba llevando adelante la dirección les dice que vaya a ese barrio para ver si lo encuentran, cuando se dirigen al barrio se topan con la camioneta de la víctima, entonces empiezan a hacer un seguimiento reservado de esa situación, al parecer esa camioneta se dirigía a la zona del lugar de entrega y en un momento de manera brusca cambia el recorrido y se ingresa a un barrio, lo cual da la pauta de que posiblemente hayan sido avisados por este grupo que les decía que estaba justamente ya detenidos por el orden policial, momentos antes le habían dado la alerta, entonces el fiscal actuante dispone el seguimiento y la interceptación de la camioneta.

Eso lleva a tener un seguimiento dentro de una zona, muchas de esas calles son de tierra, por lo que estos vehículos, con la capacidad que tienen de circulación, estaban a alta velocidad en estas calles, una gran polvareda. En algún momento cuenta un personal policial de que logra ponerse adelante, tratar de identificarse como policía, esta camioneta reduce la velocidad pero no obstante supuestamente embiste a este personal policial y sigue la fuga.

En ese seguimiento al parecer por la velocidad y por la dificultad propia de estas calles, pierde el control y se incrusta sobre la pared de una casa que había en el lugar, allí los secuestradores abandonan el vehículo y salen corriendo, se fugan, aprovechando de que hay muchos baldíos, una zona muy descampada.

Fue justamente en ese momento que la víctima puede bajarse del vehículo. Sale la señora de la casa, le reclama a él qué era lo que había hecho con su casa, y la víctima le cuenta que había sido secuestrado y que se acaban de ir, que no conducía la camioneta. Inmediatamente como venía el seguimiento policial, tenía toda la cobertura y la asistencia de la policía de la Provincia.

-Estos delincuentes habían montado un operativo de tránsito vestidos de policía para detener a la víctima.

-Así es como ingresan: toman en cautiva a la víctima. En un camino alternativo a la que iba a su empresa, cuando toma esa calle bastante angosta, se da con dos sujetos que tenían chaleco de la policía. Él tiene una cierta presunción de que había algo raro, no obstante, se comportan como policías, le piden documentación, empiezan a hacerle verificaciones sobre el vehículo y lo que él llevaba, hasta que en un momento le piden que baje porque necesitaban hacer una fotografía para el acta. Eso hace que él abra la puerta, y cuando él abre, ellos ya pueden entrar en su poder de su persona, lo meten al vehículo, uno sube al lugar del conductor y lo empiezan a llevar. Él piensa que con mucho movimiento de distracción no tiene idea en qué lugar se encontraba, hasta que va a parar a una pequeña pieza, relativamente precaria, donde permanece su tiempo de cautiverio.

Hasta que lo volvieron a subir al auto. En ese lugar es donde empiezan a gestionar la forma de cómo se va a pedir el rescate, a quién, qué medio y teléfono se va a usar. Al parecer primero iban a trabajar sobre el teléfono de la víctima, habría algún inconveniente que se bloqueó ese teléfono, entonces ocupan este nuevo teléfono que aparecían en las llamadas como numero privado, no identificable.

-¿Es un caso inédito o hubo otros secuestros extorsivos en Salta?

Si, hubo otros casos. Yo recuerdo uno de un empresario en Orán, en alguna oportunidad y algunos otros casos que sucedieron. Lo cierto es que, en el último tiempo, esto no estaba sucediendo y concretamente es un delito grave, tiene pena con los agravantes que supera la escala del homicidio.

En este caso, en los secuestros extorsivos, sobre todo en privación de libertad donde la víctima corre peligro de vida, el mismo Ministerio Público está habilitado en intervenir directamente y después explicarle al juez y avalar sus fundamentaciones. Tiene que ser todo muy rápido, es decir, en cuestión de horas. Lo que hace el sistema y el ordenamiento es facilitar una investigación y una contundente reacción de parte del orden.

En este caso, no solo hubo una actuación en esto que fue muy novedoso en el último tiempo, sino que también tuvo una reacción especial: dos jurisdicciones o dos ministerios públicos trabajando coordinadamente y en tiempo real en una causa en trámite. Eso también da una mayor efectividad con todos los recursos puestos a disposición de rescatar a la víctima, de que no tenga riesgo.

Estos delitos tienen una variable de situaciones muy imprevisibles porque al estar el sujeto privado de libertad y bajo el sometimiento y la disposición total del captor, el captor puede cumplir el pacto de entregar a la víctima a cambio del rescate o no cumplirlo, o recibir el rescate, o lesionarlo gravemente, o llegado el caso quitarle la vida, solamente a los fines de buscar su impunidad.

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


VER MÁS

Provinciales


Más de Salta

ÚLTIMAS NOTICIAS