LUCHA CONTRA EL NARCOTRÁFICO

Narcos intentaron pasar 20,9 kg de droga por un camino alternativo

Con el fin de evitar los controles en las rutas de mayor circulación en el territorio provincial, los narcotraficantes comenzaron a utilizar caminos alternativos o secundarios.

Los paquetes con droga estaban acondicionados en los paneles traseros del rodado.

Eso ocurrió en la ruta provincial 31 donde los gendarmes lograron detectar a un vehículo que al ser controlado portaba en los paneles traseros 20,9 kilogramos de cocaína.

El conductor que viajaba con su pareja y sus tres hijos menores de edad, quedó detenido. 

Gendarmería Nacional, en el marco de la lucha contra el narcotráfico llevada adelante por el Ministerio de Seguridad de la Nación, detuvo a un hombre que trasladaba el estupefaciente  en un automóvil, como resultado de un procedimiento llevado a cabo en la provincia de Salta.

El procedimiento se produjo el domingo por parte de efectivos dependientes del Escuadrón Núcleo 45 “Salta”, desplegados en la Patrulla Fija “El Naranjo” en conjunto con integrantes de la Sección “Joaquín V. González”, que llevaban a cabo un operativo cerrojo sobre caminos secundarios cercanos a la ruta provincial N° 31.

Los efectivos  observaron un vehículo Volkswagen Gol conducido por un hombre, quien estaba acompañado de su esposa y sus tres hijos menores de edad desde la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán con destino a la provincia de  Mendoza.

Al efectuar la inspección correspondiente sobre el rodado, los gendarmes divisaron a simple vista que los tornillos de sujeción de los paneles traseros habían sido removidos, por lo que se profundizó la requisa con el apoyo del Destacamento "San Felipe" de la Policía de Salta, corroborando que allí se ocultaban 18 paquetes rectangulares.
Integrantes de Criminalística y Estudios Forenses realizaron las pruebas de campo Narcotest, las cuales arrojaron positivo para cocaína. 

El Juzgado Federal N° 1 de Salta orientó el secuestro del estupefaciente y la detención del conductor.

Condena por robo

La jueza Asucena Vásquez, vocal de la Sala II del Tribunal de Juicio de Tartagal, condenó a Lucas Ariel Franco (18) y a Emanuel Maximiliano “Ñoqui” Vargas (20), a la pena de dos años de prisión de ejecución condicional por ser autores del delito de robo. Los jóvenes deberán dar cumplimiento por el término de dos años a las siguientes reglas de conducta: fijar domicilio y someterse al cuidado del Programa de Presos y Liberados de la provincia; abstenerse de ejercer actos de violencia física o psicológica a la víctima y su grupo familiar; etc.

Más de Seguridad