Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

JOSEPH TRITTO

Científico asegura que el COVID-19 fue creado en el laboratorio de Wuhan

El Presbítero Bernardo Cervellera, editor de la agencia AsiaNews, hizo una reseña del libro “China COVID 19 – La ‘Quimera’ que ha cambiado el mundo” (Cina COVID 19. La Chimera che ha cambiato il Mondo) de ediciones Cantagalli.

Se ha lanzado el libro “China COVID 19 – La ‘Quimera’ que ha cambiado el mundo”, que se lee como un thriller. El autor es un reputado científico.
Se ha lanzado el libro “China COVID 19 – La ‘Quimera’ que ha cambiado el mundo”, que se lee como un thriller. El autor es un reputado científico.

Resume el sacerdote algunas de las tesis del libro, como que el virus que está afectando al mundo no es un virus natural, sino que fue creado en Wuhan en un laboratorio de nivel 4 de bioseguridad.

El autor, un reputado científico

El autor del libro, el profesor Joseph Tritto es un reputado científico, presidente de la Academia Mundial de Ciencias y Tecnologías Biomédicas (WABT), con sede en París.

Las tesis de Tritto, que en otras épocas podrían hacer parte de una elaborada ‘teoría de la conspiración’ son presentadas “con documentación extensiva, fechas, hechos, nombres, por un científico de renombre internacional, el Prof. Joseph Tritto”, dice el Presbítero Cervellera.

“En sus 272 páginas, que pueden leerse como un thriller, el profesor Tritto explica los orígenes del virus con precisión y resolución científica, comenzando por el intento chino de estudiar vacunas contra el SARS, insertando genomas del VIH en organismos (lo que los hace más agresivos), agregando elementos de coronavirus descubiertos en murciélagos, utilizando un método llamado sistema de genética inversa 2”.

Reproduce Cervellera, que la profesora Shi Zheng Li, directora del laboratorio de Wuhan, fue la figura principal de esos experimentos de ingeniería genética “pero el laboratorio recibió ayuda del gobierno Francés y del Instituto Pasteur, los cuales enseñaron a los chinos cómo usar los genomas del HIV”.

“Algunos científicos estadounidenses también ayudaron, incluido el profesor Ralph S. Baric, de la Universidad de Carolina del Norte, con fondos de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Los científicos estadounidenses estaban interesados ​​en estudiar los coronavirus, lo cual estaba prohibido en su país hasta el 2017 debido a su peligrosidad”.

Todo comenzó con la intención de combatir las enfermedades

Para Tritto todo comenzó como una forma para combatir la enfermedad, “pero gradualmente se convirtió en estudios de bioingeniería para construir armas biológicas letales”.

“No es casualidad que en los últimos cinco años, el laboratorio de Wuhan recibió la mayor parte de los fondos de China para la investigación virológica, convirtiéndolo en un centro de investigación avanzado bajo el control directo de la Academia de Ciencias de China y el gobierno chino”.

Según el profesor Tritto, la profesora Shi Zheng Li “probablemente no tenía interés en trabajar para los militares u otros propósitos, a menos que se viera forzada a hacerlo. Nadie duda de su buena fe”.

No obstante, después de que los focos del mundo entero se dirigieran al laboratorio de Wuhan, la “Mayor General del Ejército chino Chen Wei, experta en armas bioquímicas y bioterrorismo, fue designada cabeza del Instituto de Virología de Wuhan, trabajando con un famoso neumólogo, Zhong Nanshan, con larga experiencia en enfermedades pulmonares infecciosas”. Desde ese entonces no se sabe nada de la Dra. Shi Zheng-Li, que parece haber desaparecido.

En el libro de Tritto no salen bien parados todos los científicos, ni tampoco las entidades que buscan la vacuna, a las que se les imputa su gran deseo de lucro.

China no hizo pública la estructura genética del virus madre

El profesor Joseph Tritto llega a afirmar que el Estado Chino no ha publicado sino datos parciales, y no ha puesto a disposición del mundo la estructura genética original del coronavirus (virus madre), y que solo con la estructura original del virus es posible producir una verdadera vacuna universal.

Joseph Tritto también la emprende contra la Organización Mundial de la Salud, la cual se ha convertido en el parecer de muchos en títere en manos de China, siendo cómplice con su silencio sobre la epidemia.

Afirma también el profesor que China debe ser forzada a firmar la Convención de Armas Biológica y Toxínicas.

Con información de Asia News

 

 

 

 

 

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Provinciales


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


Más de Te puede interesar
Las notas fueron elevadas por el titular de Hemo-Salta SRL, Martín de la Arena.

DE PACIENTES RECUPERADOS

Banco privado de sangre pretendía cobrar 30 mil pesos por plasma

Tras el escándalo suscitado luego de conocer que un banco privado de sangre de Salta cobraba $30 mil por transfundir plasma recuperado de Covid-19, sin autorización del Ministerio, finalmente se dio marcha atrás a la disposición.


ÚLTIMAS NOTICIAS