Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

2.002 - 11 DE FEBRERO – 2.022

Las emociones, en la trastienda de los 20 años de vida del Nuevo Diario de Salta

Una emoción es una reacción psicofisiológica que representa modos de adaptación a ciertos estímulos del individuo cuando percibe un objeto, persona, lugar, suceso o un recuerdo importante

NDS |

Con diversos vaivenes, Nuevo Diario o el "diario chiquito", hoy celebra sus 20 años de vida.
Con diversos vaivenes, Nuevo Diario o el "diario chiquito", hoy celebra sus 20 años de vida.

Pues bien, el cumpleaños número 20 de Nuevo Diario genera en mí, Néstor Gauna, director del "diario chiquito", una serie de emociones que “explotaron” hace más de un mes cuando tomé conciencia de lo que significa cumplir 20 años en este contexto.

Felicidad, orgullo, nostalgia, satisfacción son algunas de las emociones que afloraron por estos días ante este acontecimiento. Estas emociones dormidas guardan una infinidad de “anécdotas” vividas en estos 20 años transcurridos desde la aparición del “diario chiquito”.

Es casi increíble e imposible olvidar el inicio de esta aventura; donde un hombre con esposa, cuatro hijas, sin trabajo, y con 43 años pudiera “romper” la hegemonía periodística que reinaba en Salta hasta 2.002. La particularidad de este hombre es que tenía la experiencia gráfica por haber trabajado desde los 19 hasta los 40 años en diario El Tribuno y luego en el frustrado intento del Diario de Salta, del ingeniero Federico Benjamín Méndez.

La felicidad que se siente luego de 240 meses es –entre otras cosas-, tener el récord de ser el intento periodístico, que se convirtió en realidad, y que superó a otros proyectos que contaban con mucho respaldo económico como lo fueron Eco del Norte, del también periodista Mario Peña; el Diario de Salta del ingeniero Federico Benjamín Méndez; El Diario de Salta, de Carlos Federico Pastrana, otro periodista que tenía el respaldo de un grupo empresarial, por nombrar los proyectos más relevantes.

También el orgullo sale a la luz porque se “invirtió” mucho esfuerzo, tenacidad, privación de descanso, perseverancia para lograr ser el éxito editorial de los últimos treinta años.

La nostalgia juega un rol importante al recordar a personas muy queridas que acompañaron, pusieron el hombro y hoy no están físicamente, como el caso de Héctor Guillermo Soraire o Rolando Díaz o como los casos de Sonia Zapata, Manuel Farfán, Miguel Kliver, ya jubilados y próximamente Daniel Aníbal Pantoja, no sólo excelente periodista, sino también mi amigo, que ya tiene la jubilación al caer.

La satisfacción, es quizás, la emoción más fuerte que generan estos 7.300 días de esfuerzo y sacrificio al ver que –en lo personal- pude brindar a mis hijas las herramientas necesarias que otorga el conocimiento, para enfrentar la vida desde determinada profesión.

También es cierto que en estas 175.200 horas vividas a través del periodismo que ostenta el “diario chiquito” he perdido muchas vivencias, como las de ver el crecimiento de mis hijas, por brindarle la dedicación que necesitaba y necesita esta publicación para seguir existiendo.  

Obviamente que, los 10.512.000 minutos de vida de Nuevo Diario pueden generar los análisis más diversos que van desde el aspecto periodístico, histórico, social, financiero, laboral y curiosamente, en todos esos aspectos el balance es positivo.

Aún así, los 630.720.000 segundos transcurridos desde 2.002, siguen generando inquietudes o proyectos como el de afianzar a FM Ya, la voz del Nuevo Diario, en el 91.3 del dial salteño; canal 31, los ojos de Nuevo Diario que, prácticamente está en stand by por los altos costos de los equipos, el crecimiento de www.nuevodiariodesalta.com.ar bajo la rigurosa mirada de José Acho, otro dinosaurio del periodismo salteño. En fin, sueños quedan por perseguir.

Ahora la siguiente pregunta: ¿Por qué es tan importante para mí celebrar este cumpleaños?

Pocos saben que, por contagio de COVID en mayo de 2.021, estuve 18 días internado en una clínica, donde en algún momento me pregunté si esa podría ser la línea final. Dios me dio la oportunidad de seguir soñando, pero también me brindó la posibilidad de mirar un poco más y de permitirme disfrutar de lo más valioso que tiene –para mí- el ser humano: los recuerdos.

En este contexto, la incertidumbre generada por el coronavirus que se convirtió en una amenaza latente, que hace que la vida no valga nada; donde por este virus muchas personas queridas ya no estén; por eso, me permito generar este recuerdo, en una celebración merecida, pero sencilla, que no hace nada más que resaltar la vida y que nos permite seguir siendo el segundo medio comunicacional más importante de la provincia, lo que lleva indefectiblemente al agradecimiento.

Si, agradecimiento a nuestros lectores, anunciantes, canillitas y, principalmente, a mi familia y a las personas que hacemos Nuevo Diario día a día, porque en síntesis nosotros somos Nuevo Diario.

En esta catarsis que me permite este día, aclaro que no estoy de acuerdo con una estrofa del tango Volver donde pregona:

Sentir
Que es un soplo la vida
Que veinte años no es nada
Que febril la mirada
Errante en las sombras, te busca y te nombra...

Paradojalmente, 20 años en el tango no es nada, pero por lo expresado anteriormente, para mí significan mucho. De hecho, en este contexto, hasta 5 minutos vale lo que una vida.

Si, hoy 11 de Febrero de 2.022, Nuevo Diario o el “diario chiquito” cumple 20 años, o Bodas de Porcelana, simplemente contando verdades. Cómo no festejarlo.

                                                                                                                                               Néstor Arnaldo Gauna

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


VER MÁS

Provinciales


Más de Te puede interesar

ÚLTIMAS NOTICIAS