Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

Se cumplen 21 años de la Masacre de Floresta

29/12/2022.

La madrugada del 29 de diciembre de 2001, el policía Juan de Dios Velaztiqui asesinó a Maximiliano Tasca, Adrián Matassa y Cristian Gómez, que se encontraban en una estación de servicio de Floresta. 

Juan de Dios Velaztiqui comía un alfajor y bebía una Coca Cola en el comercio donde trabajaba como custodio. Al escuchar el comentario de Maxi, gritó “¡basta!”, desenfundó su pistola 9 milímetros y comenzó a disparar. Tasca en ningún momento le vio la cara: el primer balazo le entró por la nuca a 40 centímetros de distancia. Cayó muerto sobre su hombro derecho.

Gómez intentó escapar, pero no pudo: un segundo disparo le ingresó por la axila cuando instintivamente quiso cubrirse del ataque levantando una mano. Matassa recibió varios balazos de punta hueca y también murió en el lugar. Un cuarto integrante del grupo de amigos, Enrique Díaz, era el que estaba más cerca de la puerta y logró huir: las balas que eran para él destrozaron un enorme cristal de la estación de servicio o quedaron incrustadas sobre una columna de mármol.