AMBOS IMPUTADOS

Denuncias mutuas de violencia entre policías que eran pareja

Se trata de un sargento que prestaba servicio en Rosario de Lerma en Seguridad Urbana y de su ex pareja agente del sector seis. Ambos se denunciaron entre si por violencia de género y fueron imputados.

NDS |

El policía detenido e imputado por golpear y abusar de su mujer agente de la fuerza.

El policía, Ariel Facundo Galián, está detenido por los delitos de lesiones agravadas por el vínculo y por el género, desobediencia judicial y abuso sexual simple. Mientras que la ex pareja, está siendo investigada porque el detenido señaló que el desobedeció la orden de restricción atento que la mujer lo llamó para que llevara al pequeño hijo de ambos a la escuela. Las actuaciones están a cargo del fiscal penal de Rosario de Lerma, Gustavo Torres Rubelt.

Los hechos

Las actuaciones penales, según se informó desde la fiscalía, se iniciaron el 14 de marzo pasado tras la denuncia radicada por Arroyo en contra de Galían, quien la habría atacado el martes pasado en horas de la noche, cuando regresó a su casa 60 Viviendas.

Arroyo contó que ya había denunciado a su pareja en dos oportunidades, razón por la cual se ordenó exclusión de hogar y prohibición de acercamiento para el sargento. Sin embargo, el día del hecho, Galían se hizo presente en la casa de Arroyo para llevar al hijo de ambos, de 5 años, a la escuela.

La mujer, denunció que luego el policía la atacó e intentó asfixiarla cuando se hallaba recostada en la cama, incluso abusó de ella con tocamientos impúdicos, circunstancias a las que se resistió y alertó con gritos a sus vecinos.

Galían, por su parte, denunció que fue su ex mujer quien lo llamó para que llevara al niño a la escuela, y que al presentarse en la vivienda fue agredido por Arroyo, quien luego comenzó a gritar por ayuda a sus vecinos a fin de simular un ataque de su parte.

Los dos fueron imputados

Según las denuncias de ambos, y declaraciones testimoniales de vecinos, llevaron a que el fiscal Torres Rubelt imputara a Galían y Arroyo. La fiscalía solicitó que se mantenga la detención de Galían, en tanto, en los próximos días se realizará la audiencia de imputación de la agente, por los delitos de lesiones agravadas por el vínculo y desobediencia judicial.

  • Droga por correo 

Un hombre mayor fue detenido por personal de la Policía Federal cuando intentaba enviar una encomienda a España. En el interior de la misma había elementos de computación y droga.

La situación fue conocida cuando personal de la fuerza de seguridad que brinda servicios en el Correo Argentino de Dean Funes 170, junto a personal de la Aduana, procedieron a la detención de un hombre de nacionalidad boliviana, quien pretendía enviar esos elementos de computación, rellenos en su interior con cocaína de máxima pureza.

Las actuaciones quedaron a cargo de la Fiscalía Federal 2 a cargo del fiscal Eduardo Villalba y del juez Miguel Medina. Los efectivos policiales intentaron entrevistar al sujeto, que quedó detenido en el mismo hall del correo, pero éste se negó a aportar datos, por lo tanto continúa la investigación. Al pesaje la cocaína arrojo una cifra cercana a los 3 kilogramos.

Más de Judiciales
El juicio se inició en noviembre del 2015 y en abril 2016 se escuchó la sentencia. José A. Solá Torino y a su izquierda Miguel Farfán, prófugo.

PURGARÁ SEIS AÑOS DE CÁRCEL

Casación confirmó la condena al ex juez federal Solá Torino

La Cámara Federal de Casación Penal rechazó por unanimidad los recursos presentados por la defensa del ex juez federal José Antonio Solá Torino, Solá Torino con ese fallo quedó a un paso del cumplimiento efectivo de la condena de seis años de prisión. Solo debe quedar firme.

Aprovechaba de sus dotes de chaman para abusar de jovencitas. El sujeto fue condenado a 11 años de prisión en juicio abreviado.

PURGARÁ 11 AÑOS DE CARCEL

Un falso “chamán” condenado a prisión por abusos sexuales

Un falso chamán fue condenado a 11 años de prisión efectiva por estupro y abuso sexual. Quedó probado que abusó sexualmente y de forma continuada de su hijastra - mientras esta era apenas una niña - y, luego, de una sobrina a quien sometió durante la adolescencia.