REVELAN SUS ULTIMAS FOTOS E IDENTIKIT

Por un caniche buscan a dos sospechosos del asesinato de Jimena

Un perro caniche supuestamente extraviado fue la excusa que utilizaron los homicidas de Jimena Salas para ganar su confianza. Este dato surgió de la memoria recuperada del celular de la mujer asesinada brutalmente el 27 de enero del año en curso en su casa de Vaqueros. Se sigue abonando la teoria del robo frustrado.

Pablo Paz (centro izquierda) Rodrigo Gonzalez Miralpeix (derecha) Nicolas Cajal (izquierda) y Pedro Arancibia (izquierda).

La información fue suministrada en la mañana de ayer en una conferencia de prensa que ofrecieron los fiscales penales Pablo Paz y Rodrigo González Miralpeix, utilizaron la frase  “cuento del perro extraviado”, como modus operandi que les permitió a los delincuentes acceder el umbral de ingreso a la casa de la familia Cajal Salas, en el barrio San Nicolás, de Vaqueros.

Asimismo informaron que tras arduas diligencias y pericias, entre ellas el envío de un dispositivo especial desde Taiwán, se pudo recuperar fotos y otros datos del celular de Jimena.

Las fotos que fueron tomadas por la mujer 14 minutos antes de ser asesinada, abonan la hipótesis  de fotografiar al animal para viralizar su búsqueda y dar con los dueños.

Durante la reunión con la prensa los fiscales estuvieron acompañados por Nicolás Cajal, viudo de Jimena Salas y su abogado, Pedro Arancibia.

En un primer momento se difundió un vídeo con aspectos destacados de la investigación que se encuentra disponible, en el sitio de fiscales, el fiscal Paz resaltó los esfuerzos realizados en los últimos días en torno al celular de la víctima.

Recordó que dicho aparato fue hallado, de manera fortuita, tres días después del crimen en la ruta 9,  cerca de la comisaría de Vaqueros, arrojado por los asesinos al escapar de la escena del homicidio.

“Luego de agotar todos los esfuerzos en organismos provinciales y nacionales, finalmente la fiscalía logró recuperar información del teléfono celular mediante la técnica de “chip off””, explicó el fiscal Paz

“En vista de que en el país no existía el equipamiento necesario para poder extraer los datos de la memoria de esa marca de teléfono celular, es que la fiscalía acudió a una empresa privada, la cual estaba capacitada para la extracción pero no contaba con el dispositivo, consistente en un equipo que lee la información de determinados aparatos, entre ellos el de Jimena Salas”.

Paz resaltó los esfuerzos realizados tanto desde la fiscalía como así también otras gestiones con organismos nacionales en procura de recuperar estos datos. “La información obtenida nos permite avanzar sobre la hipótesis de que Salas habría sido abordada con intenciones de robo, pero que debido a circunstancias que aún se desconocen, fue brutalmente asesinada”, explicó.

No obstante, las declaraciones que brindaron en la causa son muy importantes, ya que ayudaron en la confección de los retratos de los presuntos asesinos”, dijeron los fiscales. Si bien, la fiscalía ya había difundido el retrato de uno de los sospechosos, aún se desconocía detalles fisonómicos del otro cómplice. 

“Se trata de un sujeto joven, de entre 25 y 30 años, tez blanca, tonada de la zona, buen trato, amable y bien vestido, delgado y una estatura de un metro setenta de alto”.

Veterinarias y peluquerías caninas

Las veterinarias y las peluquerías caninas están siendo consultadas por el perro que es de raza caniche toy, gris ceniza, en buen estado de mantenimiento, teniendo en cuenta que su figura dista de un animal en abandono.

Al conocerse las fotos se pudo interpretar que la modalidad de abordaje fue el uso del perro. Esto permitió dar con otros vecinos del mismo barrio que también fueron visitados por dos sujetos que buscaban a los dueños del supuesto “perro extraviado”. Los testigos no fueron víctimas de delitos, por lo que no radicaron denuncias. 

Más de Judiciales
Dos hombre, el ex esposo de la víctima y su sobrino, pergeñaban despojar a la mujer de un terreno.

VIOLENCIA FAMILIAR

Sobrino violento debe retirarse del hogar y compensar económicamente a su tía

Por intervención de la Defensoría Oficial para Víctimas de Violencia Familiar y de Género Nº2, un hombre violento al que le habían levantado la exclusión del hogar se le volvió a imponer la orden y debe compensar económicamente a su víctima, una tía política. El hombre fue acusado, además, de temeridad y malicia.