PUEDEN PERDER SUS CASAS

Vecinos de Yrigoyen protestan por cambios en la autopista

Es pacífica y al costado de la obra de la autopista Orán-Pichanal, en la plazoleta 29 de Junio, donde se encuentra el monolito que recuerda la fundación del pueblo. Insisten en que Vialidad Nacional incumplió un acuerdo de 2014.

El Gobierno nacional cambió el nombre de la autopista Pichanal por Pichanal y prevé la expulsión de cinco familias para continuar con la obra.

Afirman que se está provocando un daño ambiental y perjudicando la conexión de los barrios que quedan a ambos lados de la autopista, y en que hay perjuicio directo para unos cinco vecinos que perderían sus casas, entre otros reclamos.

“No hay espacio acá”, está la traza de la ruta nacional 50, hay un espacio pequeño y a continuación están las viviendas que tendrían que ser removidas para continuar con la obra de la autopista, sostuvo la ex concejala Mariana Palacios, cuya casa es una de las directamente afectadas.

Palacios recordó que en el acta firmada por concejales y vecinos, tras la reunión realizada el miércoles último, “se pide que se respeten las viviendas, porque ellos (los de la obra) querían venir a sacar a los vecinos”.

Señaló que si bien algunas son “precarias”, porque son de maderas, pero son las viviendas de esas cinco familias, afirmó. Se trata de terrenos al costado de la traza de la ruta nacional 50, que fueron ocupados por particulares hace décadas, aunque la mayoría de ellos no cuenta con título de propiedad.

“Eran terrenos vacíos donde inclusive el municipio te mandaba a que vos lo tomes al terreno”, recordó Palacios, quien se crió en ese lugar. “Al pasar la ruta por acá nos van a tener que sacar”, advirtió.

“No tenemos más tierra, no tenemos dónde irnos, estamos rodeados por El Tabacal”, añadió otro vecino, para explicar la dimensión del problema que enfrentan estas cinco familias.  

Palacios contó que ya fueron de la empresa constructora a decirles que “tienen que tirar las casas más atrás”, pero “no se le da un baño, no se le da nada, se le destruye todo, porque al sacar una tabla se le cae todo”. “Ellos querían desalojar o hacer que la gente retroceda” y el intendente Jorge Gallardo dijo que eso se iba a solucionar después, “pero no es después, porque también es parte del problema de la autopista”, afirmó la ex concejala.

Añadió que al parecer Gallardo pretende que los vecinos traten directamente con Vialidad, posibilidad que rechazó basándose en la disparidad de fuerzas: “Vialidad nos va a pasar por encima”, sostuvo antes de destacar que son vecinos “que contribuimos acá en Yrigoyen, pagamos impuestos en Yrigoyen, y eso no se está teniendo en cuenta”.

El jueves pasado, el mismo día en que el Concejo Deliberante de Yrigoyen se había autoconvocado para debatir sobre la autopista, alguien fue a avisar que un vecino estaba siendo presionado para que desalojara su casa. Fue entonces que se tomó la decisión de disponer que la obra no continúe hasta que se converse sobre estos inconvenientes.  Y los vecinos acordaron acampar en la plazoleta.

Sin embargo, el Gobierno nacional ya anunció la finalización de esta obra en afiches desplegados en distintos puntos de la provincia, aunque con un error: se cita la inexistente ciudad de “Pichinal”, en lugar de Pichanal. Luego de que Nuevo Diario publicara información sobre este conflicto, con declaraciones del gerente regional NOA de Vialidad Nacional, Francisco Bloser, varios habitantes de Hipólito Yrigoyen se contactaron para manifestar su desacuerdo con las afirmaciones del funcionario nacional acerca de que los propios pobladores dieron su acuerdo a la construcción de un acceso sur y un puente elevado de egreso en el Norte.

La reunión “la tuvo pero con (los diputados Marcelo) Astún, Baltasar Lara (Gross), Norma Lizárraga, (Gustavo) Ruiz, creo que no estuvieron ni los concejales” y mucho menos los vecinos, afirmó Palacios. Destacó asimismo que en la reunión del miércoles último en el Concejo Deliberante se firmó un acta “en la que los vecinos pedían el cumplimiento del acta de 2014” que “el mismo Bloser había firmado”.

En esta acta se planteaba la necesidad de que se construyeran tres rotondas en Yrigoyen. Vialidad afirma que se había acordado estudiar esta posibilidad, pero se determinó que no es factible. Palacios recordó que como concejala, fue una de las participantes de la firma de esa acta. Los concejales de Yrigoyen llevaron a la Justicia Federal el reclamo de que se cumpla con este acuerdo, recordó la concejala Lucía Rojas, quien subrayó que este amparo, si bien tiene un fallo de primera instancia a favor de Vialidad, fue apelado y está a la espera de una resolución de la Cámara Federal de Apelaciones de Salta. 

Paso exclusivo

Por su parte, el ingeniero Humberto Farías, especialista en obra vial y que asesora al Concejo, destacó que “lo que Vialidad está haciendo es un paso exclusivo para más de 9 mil vehículos para que pasen a 100 km por hora. 

Acá lo que se prioriza el paso de vehículos”. “La gente desde hace años acá tiene paso a nivel”, están los caminos que conducen al cementerio, por ejemplo, señaló. “Estamos de acuerdo que se hagan los dos carriles pavimentados, pero no se les quieren hacer los cruces a nivel. Ningún cruce a nivel”, por lo que obra “asfixia” al pueblo, sostuvo. Sin espacios verdes. 

Todos los vecinos con los que habló Nuevo Diario destacaron, por otra parte, el “daño ambiental” que está provocando la obra. “Han arrasado con todos los espacios verdes entre la ruta y la ciudad, han sacado todos los eucaliptus que teníamos al costado de la ruta, los han destrozado”, afirmó Palacios, para quien “hay un montón de temas que no se han previsto, que para nosotros son fundamentales”.

Otro vecino sostuvo que Vialidad debe mostrar el plano de las obras a los habitantes de Yrigoyen para saber exactamente en qué va a consistir y cuánto los va a afectar. “Nos quieren destruir el pueblo”, afirmó otro yrigoyense, quien añadió que la red de alta tensión, que iba por la ruta, fue removida y ahora pasa “por el medio del pueblo”, cuando “sabemos que las líneas de alta tensión son cancerígenas”.

Dijo que también tiraron los árboles del costado de la ruta, destruyeron 11 canchas de fútbol (en un pueblo donde este deporte es preponderante) y levantaron los juegos infantiles.

Más de Provinciales
Los bagayeros continúan el corte en Salvador Mazza.

FRONTERA CALIENTE

. Bagayeros, transportistas, comerciantes y funcionarios se trenzaron ayer en discusiones en la zona de frontera debido a los problemas generados ante el corte del puente internacional ubicado entre Salvador Mazza, del lado argentino, y San José de Pocitos, del lado boliviano.

Los vecinos dicen que el colectivo genera una polvareda.

SIN OBRAS PÚBLICAS

. El presidente del Centro Vecinal de la zona, Vicente Fernández, insistió ayer en que siguen esperando la pavimentación de la calle principal, por la que transita el colectivo y genera una gran polvareda que daña la salud de los niños y mayores.