Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

CRISIS DE ENERGÍA EN EUROPA

Alemania va a nacionalizar a la mayor empresa de gas

En un contexto de severo peligro del suministro de gas ruso, el gobierno federal alemán se convierte en el accionista mayoritario del mayor importador de gas del país, Uniper. El Ministerio de Economía ha informado que el acuerdo incluye un paquete de estabilización con la empresa matriz finlandesa Fortum.

Berlín comprará todas las acciones de Fortum a un precio de 1,70 euros por acción.
Berlín comprará todas las acciones de Fortum a un precio de 1,70 euros por acción.

La empresa en sí era hasta ahora propiedad del estado finlandés en casi un 51% y representa el 40% del suministro de gas alemán, fundamental para el equilibrio del sistema energético. Uniper abastece más de cien servicios públicos municipales, además de grandes empresas, y está teniendo dificultades financieras debido a la falta de entregas de gas desde Rusia.

El paso se había hecho necesario, según explicó el ministro de Economía aleman porque la situación de suministro empeoró desde el anuncio de la compra de la empresa el pasado 22 de julio.Esto se debe a que no ha fluido gas a través del gasoducto ruso Nord Stream 1 desde el 1 de septiembre, dado el conflicto bélico con Ucrania. El país aleman ha manejado la situación muy bien hasta ahora, pero la situación ha empeorado para Uniper, según se ha descrito en la situación.

Tan pronto como se implemente el acuerdo al que se llegó, el gobierno será el propietario de aproximadamente el 99% de las acciones de la filial alemana de la empresa finlandesa, que será nacionalizada.

Fortum y Uniper han confirmado por su parte el trato. "Al hacerlo, se crea una estructura de propiedad clara para asegurar Uniper y, por lo tanto, el suministro de energía para las empresas, los servicios públicos y los consumidores«, ha justificado el ministro alemán de Economía Robert Habeck.

El paquete de estabilización contiene tres elementos centrales: aumento de capital, recargo por gas y una línea de crédito KfW. Anunciado el pasado 22 de julio, se preveía un aumento de capital de alrededor de 300 millones de euros y un instrumento convertible obligatorio de 7.700 millones de euros.

A tal efecto, está prevista una ampliación de capital de 8.000 millones de euros a un precio de emisión de 1,70 euros por acción, excluidos los derechos de suscripción de los accionistas.

Esta cantidad cubre los préstamos y garantías proporcionados por Finlandia desde principios de año, que era la principal exigencia de Helsinki.

Las acciones que se emitan como parte del aumento de capital serán suscritas exclusivamente por el Gobierno Federal. Está previsto el reemplazo de una línea de crédito de Fortum, que consiste en un préstamo de accionistas de 4.000 millones de euros, por una llamada «línea de garantía» por esa misma cantidad.

En el cuarto trimestre de 2022, una junta general extraordinaria de accionistas de Uniper definirá la nueva estrategia. Fortum actualmente posee casi el 78% de las acciones de Uniper.

La dirección ha hablado de pérdidas de más de 100 millones de euros por día y el banco Credit Suisse eleva la cantidad a 130 millones diarios.

La empresa finlandesa Fortum compró Uniper en 2017 por unos 7.000 millones de euros. El valor actual se estima en unos 1.600 millones.

Las acciones de la compañía han perdido el 90% de su valor desde principios de año. En el peor de los casos, estaría en juego la solvencia de Fortum.

La oposición en el parlamento finlandés ha pedido respuestas sobre el papel del gobierno en el caso. Vesa Puttonen, profesor de Finanzas en la Universidad Aalto y uno de los analistas más destacados del país, ha estado de acuerdo en que "en cualquier caso, Uniper es tan importante para Alemania que no se puede permitir que quiebre".

Si Alemania quiere salvar la empresa, tarde o temprano el Estado tiene que poseerla. Esto es solo cuestión de tiempo«. Según él, el mejor resultado sería que Fortum pudiera recuperar los fondos que ha invertido y comprar las partes rentables de Uniper.

A pesar de la nacionalización de la empresa energética Uniper, Habeck se apega por el momento al controvertido recargo sobre el gas, que permite a las empresas del sector repercutir en la factura a clientes el sobrecoste de la compra del gas en los mercados internacionales.

"El recargo de gas entrará en vigor a partir del 1 de octubre", ha insistido el ministro.

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


VER MÁS

Provinciales


Más de Mundo

ÚLTIMAS NOTICIAS