Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

DEMANDA DE MASSALIN A EX EMPLEADO

La eximición de Tabes S.A. para no pagar el impuesto mínimo vence el 6

En medio del caos informativo que genera la muerte de Maradona, no pasó desapercibida en la redacción de Nuevo diario la demanda que la tabacalera Massalín Particulares le inició al ex empleado de la firma y ahora asesor ejecutivo de otra tabacalera.

Néstor Jorge Bortolotto, ingeniero y juez federal Miguel Antonio Medina, dos caras de una misma moneda.
Néstor Jorge Bortolotto, ingeniero y juez federal Miguel Antonio Medina, dos caras de una misma moneda.

La demanda planteada por Massalin parecería un conflicto menor dentro del contexto informativo y judicial, pero en realidad encierra consecuencias económicas que afectan también a los salteños.

Se trata del ingeniero Néstor Jorge Bortolotto y su relación con la tabacalera Tabacos Especiales Tabes S.A.

Para el desprevenido lector, Néstor Jorge Bortolotto, es ingeniero de profesión,  fue Gerente Leaf de Philip Morris desde 1981 hasta  2010, Gerente General en Alta Fortaleza SRL desde 2011 al 2012;  fue empleado jerárquico, gerente regional de Massalin Particulares, empresa de propiedad de la multinacional Phillips Morris Internacional, de la cual no se habría alejado en buenos términos, según sentencia definitiva del 14 de Marzo de 2019 de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo de Capital Federal, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Sala 10, bajo la tutela de los magistrados Gregorio Corach, Daniel Stortini y Mario Fera, Id SAIJ: FA19040035 en el juicio Bortolotto, Néstor Jorge c/ Massalin Particulares SA s/otros reclamos, que resultara a favor del ingeniero Bortolotto. .

Con este último dato, Néstor Jorge Bortolotto es –en síntesis- con sus más de 67años, un profesional, avezado en el negocio tabacalero y de los cigarrillos en especial, pero curiosamente, figura como monotributista categoría H.

Su intervención mediática toma cuerpo cuando en un procedimiento judicial del 29 de abril de 2014, se realizaron allanamientos a Tabes S.A. en el que secuestraron máquinas picadoras de tabaco, por entender que se abastecía de picado de tabaco en hebras para la elaboración de cigarrillos marginales.

En esa oportunidad las fuerzas federales también secuestraron una computadora  del ingeniero Néstor Jorge Bortolotto, quien mediante nota del 8 de mayo de 2014 y recepcionada por el juzgado federal a las 09,57 horas,  dirigida al Juez Federal Leonardo Bavio, en uno de sus párrafos sentencia: “Que me desempeño como asesor ejecutivo para la firma Tabes S.A., desde el año 2013…”,  otro párrafo: “Que dicha información de índole confidencial en su mayoría (en su computadora), en manos de terceras personas, resulta de un perjuicio irreparable no sólo para mis clientes, sino también para la tarea de asesoramiento que desempeño, frustrando el desarrollo de procesos y proyectos específicos del rubro que asesoro, en ejercicio legítimo del derecho a la libre competencia,”.

Desde aquella intervención en el proceso judicial de 2014, Néstor Bortolotto continúa su vínculo laboral como asesor ejecutivo de la firma Tabes S.A.

Debido a esta situación la firma Massalín demandó al ingeniero Bortolotto por incumplimiento de contrato.

La demanda de Massalín

El proceso se tramita ante el Juzgado de 1ª Instancia en lo Civil y Comercial, 6ª Nominacion a cargo de la Dra. Mercedes Alejandra Filtrin, del Distrito Judicial Centro, bajo Expte Nº707.628/20.

Este proceso judicial obedece al incumplimiento contractual y cobro indebido de pesos del ingeniero Bortolotto por haber incurrido en las causales previstas de rescisión en el “plan complementario de pensión” que firmara con la empresa al momento de la extinción de la relación laboral.

El demandado con la suscripción del convenio aludido, había acordado una serie de beneficios económicos, los cuales se harían operativos en el momento de su jubilación, lo que ocurrió en el año 2010.

Expresa el convenio: “dichas prestaciones no operan como un premio sino como una manera de demostrar valores éticos y sociales que perduren en el tiempo, por eso su mantenimiento depende de pautas básicas de comportamiento, las cuales se encuentran enumeradas a fojas 7 de la demanda bajo el apartado “C” “Funciones del demandado en Massalin”, y dispone: “En su carácter de Gerente era la cabeza de toda el área de producción de tabaco en el norte del país. Tenía pleno conocimiento de precios, cantidad de tabaco, calidades, proveedores, productores a los que se contrataba, cadena de distribución etc. Las funciones del demandado hacían al corazón mismo del negocio de la compañía, manejando y accediendo a todo momento a información sensible y confidencial de Massalin”.

A fojas 8 de la demanda se destaca: “Recientemente Massalin tomó conocimiento  que el Sr. Bortolotto entabló relación laboral, comercial o profesional con empresas de la competencia. Tal relación la entabló con la empresa Tabes S.A., lo cual se corroboró con información pública. En la página web de Tabes SA se indica que tienen como actividad principal la compra, acopio y proceso de preindustrialización de tabaco. El demandado ocultó tal circunstancia a Massalin, en violación al deber de informar su situación laboral”, como lo dice la demanda a fojas 9.

A pesar de que Massalin insistió por escrito para que Bortolotto informe los nombres de las empresas a las cuales había asesorado y/o brindado servicios este optó por no responder ni confirmar lo solicitado. Esta decisión del Sr. Bortolloto de ocultar la información relativa a su relación profesional con la competencia provocó en Massalin la lógica pérdida de confianza en los valores éticos y sociales del hoy demandado por lo que se tomó la decisión de cancelar los beneficios, hecho notificado en fecha 29 de junio de 2020.

En el mismo momento que se vinculó con Alta Fortaleza y Tabes S.A. el demandado perdió todo derecho a seguir percibiendo las sumas que recibía de Massalin, a fojas 11.

Continúa alegando la demanda; para concluir: “En este contexto de inaceptable mala fe en la que incurrió y reincidió cuando Massalin le dio una oportunidad de aclarar su situación”.

¿Porqué Bortolotto ocultó su vinculación con Tabes SA y Alta Fortaleza S.A. a Massalin SRL? Máxime cuando Massalin le envió cartas documentos solicitándole que aclare los hechos.

¿Qué sucedió en este último tiempo en la empresa Tabes? ¿Por qué la actitud de Bortolotto?

Algunos antecedentes judiciales de Tabes S.A.

La sociedad salteña Tabes S.A. es una empresa tabacalera inmersa en múltiples causas penales vinculadas a la fabricación ilegal de cigarrillos.

En el Expte FSA Nº4351/13, de trámite en el Juzgado Federal de Salta Nº1, la AFIP regional Salta denunció a Tabes S.A. por vender tabaco en hebra en forma irregular a la tabacalera Del Litoral, quien fue posteriormente allanada y clausurada por la Justicia Federal de Entre Ríos debido a la elaboración de cigarrillos ilegales utilizando clandestinamente la marca Malboro, Phillips Morris y otros.

También en el proceso penal tramitado en Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires, bajo expediente FLP843/11, Imputados Botana Damián Ariel, Botana Guillermo y Luna Hernán (cigarrera Dólar S.A.), Tabes S.A. era quien suministraba tabaco picado para la elaboración de cigarrillo ilegal, utilizando la cigarrera Dólar S.A. clandestinamente la marca Phillps Morris.

En otra causa judicial radicada en la provincia de Buenos Aires,  tramitada en el fuero federal penal bajo expediente FLP 33368/16, donde también es denunciado Tabes S.A. S/Infracción Ley Nº 24.769, obra un informe pormenorizado de AFIP considerándolo un proveedor estratégico de tabaco en hebras  en donde se constata que Tabes S.A. le ha facturado a contribuyentes con perfiles apócrifos, realizando ventas por importes y cantidades muy relevantes expresando AFIP que con los elementos enumerados se puede inferir a las mismas como sociedades pantallas al solo efecto de justificar salidas en blanco de tabaco de los stock de Tabes S.A. a Fractal Group S.A. y Realizaciones SRL para volcar el mismo al circuito de fabricación y comercialización marginal de cigarrillo.

Se habrían declarado ventas y realizado estimaciones a la cantidad de cigarrillos elaborados con el volumen de tabaco verificado por AFIP regional sur de Buenos  Aires y se determinó un impuesto omitido por $ 292.206.750.

El informe de AFIP concluye: que los hechos expuestos demuestran la necesidad de poner en conocimiento de la Justicia los hechos anoticiados, ya que conforme las estimaciones los flujos de dinero circulante en el mercado marginal y el eventual perjuicio fiscal a las arcas del fisco superan ampliamente las condiciones objetivas establecidas en la Ley Penal Tributaria.

Es importante recordar que Massalin SRL es una sociedad de la Multinacional Philipps Morris Internacional, dueña de las marcas de cigarrillos falsificados por esta organización investigada en la Justicia en diversos fueros.

¿Será por todo esto que el ingeniero Bortolotto no pudo comunicar a Massalin su incorporación a Tabes S.A.?

También la empresa tabacalera salteña cuenta con una medida cautelar dictada por el Juez Federal Nº2 de la provincia de Salta, Miguel Antonio Medina, quien hizo lugar a la medida peticionada por la tabacalera a fin de no pagar el impuesto interno mínimo aplicable a los cigarrillos de productos del tabaco, el que si paga Massalin SRL, British Amercian Tobacco, algo que sonaría muy extraño a los oídos de los contribuyentes al fisco, pero lo cierto es que el juez federal Medina le disminuyó los impuestos a Tabes S.A.

Años atrás, el abogado Alberto Raymundo Sosa con otros profesionales fueron apoderados de Tabes S.A. logrando que en la causa FSA Nº 4351/13 –antes mencionada- la Cámara del Tabaco de Salta  (CTS) –querellante en ese momento-  fuera apartada del proceso judicial y que le restituyeran las maquinas picadoras de tabaco en hebras a su representado, Tabes S.A.

Posteriormente, la condición de querellante de la CTS fue restablecida por un fallo de la Cámara Federal de Casación Penal, con el voto del juez Mariano Borinsky.

Preguntas ¿sin respuestas?

Las preguntas que surgen luego de entender la demanda planteada por Massalin son varias:

¿Creyó Massalin que Bortolotto era/es una persona con valores morales y éticos como para respetar un contrato?

¿Bortolotto desconocía el “currículum” de la empresa tabacalera Tabes S.A. cuando entabló relaciones laborales con dicha empresa?

Por el peso de sus funciones ¿Bortolotto tiene decisión sobre las provisiones de tabaco picado en hebras a empresas hoy en litigio judicial?

¿Fue sugerencia de Bortolotto recurrir a la Justicia Federal para solicitar la eximición de impuestos a Tabes S.A.?

Las respuestas a estos interrogantes parecerían encontrarse en la misma demanda presentada por Massalin, de la cual se infiere que el ingeniero Bortolotto era –y es- una persona que conoce el “negocio” tabacalero como pocos. Incluso el mismo Bortolotto lo sentencia cuando en el allanamiento del 29 de abril de 2014 expresa en la nota presentada al juzgado federal “Que dicha información de índole confidencial en su mayoría (en su computadora), en manos de terceras personas, resulta de un perjuicio irreparable no sólo para mis clientes, sino también para la tarea de asesoramiento que desempeño, frustrando el desarrollo de procesos y proyectos específicos del rubro que asesoro, en ejercicio legítimo del derecho a la libre competencia,”.

Muchos actores, una sola realidad

Massalin Particulares seguirá con su demanda contra el ingeniero Bortolotto.

Bortolotto seguirá “asesorando” y violando su contrato.

Tabes S.A. seguirá con sus procesos judiciales y su abastecimiento a “clientes” del rubro.

Y el juez federal Medina…

El juez federal Miguel Antonio Medina, que parecería un invitado a esta “película”, cumple un rol muy importante, casi de primer actor: él es quien define lo que sigue en materia impositiva para que Salta no siga con la disminución de los ingresos que recibía el Fondo Especial del Tabaco (FET) hasta que le otorgó la eximición impositiva a Tabes S.A. Porque un dato no menor llama la atención: la eximición de impuestos con la que cuenta Tabes S.A. para no tributar el mínimo no imponible, otorgada por el juez federal Miguel Antonio Medina vence el 6 de diciembre próximo. Esta fecha genera otro interrogante, un enorme interrogante:

¿Estará el Juez Medina pensando en renovar la eximición por otros 6 meses más y que continúe Tabes S.A. en la misma línea de la Tabacalera Sarandí y Esper S.A.  obteniendo cautelares eternas, en perjuicio de muchos y sólo en su propio beneficio?

Mientras todo esto sucede en el mundillo del tabaco -nobleza obliga-, hay que reconocer que el ingeniero Bortolotto sí es un conocedor del negocio tabacalero, aunque haya “omitido” declarar sus nuevos vínculos laborales, dejando de lado los beneficios que le reportaba el convenio que firmó con la mano y borró con el codo, o será simplemente como dice una máxima popular: Por la “guita” baila el mono…?

 

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Provinciales


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


Más de Te puede interesar

ÚLTIMAS NOTICIAS