Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

CASO MATÍAS HUERGO

Martín Federico Grande Durand, periodista, legislador y/o ¿complotista?

La frase que dice “nada es verdad, nada es mentira, todo depende del cristal con que se mire” parece tener asidero en un proceso judicial muy controvertido que se ventila actualmente en la Justicia Federal.

Matías Huergo Cornejo y Martín Federico Grande Durand.
Matías Huergo Cornejo y Martín Federico Grande Durand.

Como actor principal se encuentra el empresario salteño Matías Huergo, y ahora se suma el periodista político o político periodista Martín Grande, como coprotagonista de esta historia.

En el año 2016, Matías Huergo Cornejo dejó la gerencia de LuSal –trabajó allí desde 2007 hasta el año 2016- para iniciar una nueva etapa en su vida empresarial al hacerse cargo -el 17 de enero de 2017- de la administración de Arcadio Obras Eléctricas, compañía que realizaba el tendido de redes eléctricas y obras eléctricas en general. Huergo, en documentos societarios de Arcadio de 2015, figura como socio de Gerardo Rubén Romero (74 años), quien constituyó esa empresa a fines de 2013 con Jorge Luis Bonifacio (32 años). En los próximos meses la empresa salteña se consolidó como especialista en obras eléctricas para loteos, urbanizaciones y countries. Para el año 2018,  Arcadio comienza a realizar tendidos de Alta Tensión y construcción de Estaciones Transformadoras, con proyección a encarar importantes obras en la provincia. De hecho, realizó obras para la Central Térmica Güemes, Tabacal, Edesa, Cable Express, Mday Loteos, el municipio capitalino, el gobierno provincial, entre otros clientes.  

La causa Huergo, se inicia en el mes de septiembre del 2017 con una denuncia de la A.F.I.P., quien requiere intervenciones telefónicas sin fundamento alguno.

En la primera foja del expediente, los funcionarios de A.F.I.P.  Guillermo Andrés Oro y Rodrigo Zambrano Echenique, formulan la denuncia a partir de una denuncia anónima recibida. 

Según consta en el expediente, antes de la denuncia los funcionarios fiscales ya venían realizando tareas de inteligencia contra políticos, empresarios y funcionarios provinciales y municipales en forma contraria a la Ley de Inteligencia Nacional N° 25.520.

Resultaba evidente que las escuchas telefónicas debían ser rechazadas, pero por el contrario fueron ordenadas indiscriminadamente al empresario Huergo, funcionarios públicos, profesionales etc.

En efecto, la denuncia se sustenta en una supuesta denuncia anónima, que la A.F.I.P. nunca acompaño al expediente. A pesar de ello la Justicia ordenó de manera indiscriminada escuchas telefónicas. Así, se realizaron durante un año escuchas telefónicas a Matías Huergo y funcionarios municipales para encontrar algo con qué inculparlos. Se ha planteado la nulidad de las escuchas telefónicas por numerosas irregularidades pero principalmente porque las intervenciones telefónicas incumplen las exigencias expuestas por la Corte Suprema de la Nación en la Acordada N° 17/2019.

Sin embargo, esta nulidad ha sido rechazada por le juez federal Julio Leonardo Bavio, sin argumentación alguna, omitiendo tratar las explicaciones de la parte acusada sin realizar consideración alguna a la Acordada Nº 17/2019 de la Corte Suprema de la Nación. 

En la actualidad, el planteo de nulidad está siendo analizada por la Cámara Federal de Apelaciones de Salta, Sala 1. 

La denuncia realizada por los funcionarios de la AFIP fructificó con la detención del empresario Matías Huergo, hecho que se concretó el 13 de mayo de 2019, acusado del delito de asociación ilícita tributaria, aunque para esta calificación se necesitan 3 o más personas, sólo Huergo fue detenido. 

A partir de ese momento, se generó un escándalo comunicacional a través del diario más antiguo de la ciudad, dando a entender que existía una asociación ilícita con funcionarios del ejecutivo municipal, lo que derivó en allanamientos en el edificio de la comunna. Por este hecho, Huergo designó a Sebastián Espeche como su abogado defensor, quien en reiteradas oportunidades no dudó en sostener que "la causa fue desde su orígen viciada" y consideró que los acusados de armarla deberán rendir cuentas ante organismos competentes si es que "hicieron tarea de inteligencia contrarias a la ley nacional". 

Lo llamativo y curioso de esta historia fue y es la visita del entonces y actual diputado nacional Martín Federico Grande Durand al detenido e “incomunicado” en la delegación Salta de la Policía Federal, Matías Huergo Cornejo, tres días después de su detención.

Martín Federico Grande Durand, es un periodista y político argentino, nacido el 19 de julio de 1959, con estudios universitarios cursados en la Universidad Nacional de Salta e integrante de la coalición Cambiemos con la que fue candidato a Diputado nacional por la Provincia de Salta logrando su elección e ingreso a la Cámara de Diputados en diciembre de 2017.

La delegación Salta de la Policía Federal estaba a cargo del comisario Angel Antonio Ramagnano, quien autorizó ese encuentro y que tampoco aún no explicó el porqué de la autorización de esa visita y fuera del horario habitual de visitas.

El abogado relató que, allí a solas, Martín Grande le pidió al empresario que se acogiera a la figura de arrepentido y que hablara con el fiscal de la causa, Ricardo Toranzos. Espeche también dijo que de esta manera a Huergo se le solicitó que reconociera los supuestos delitos provinciales, municipales y de orden nacional y que la fiscalía le iba a bajar la pena y que el empresario, a cambio, debería denunciar a personas que en aquel momento eran funcionarios municipales en la gestión del hoy gobernador Gustavo Sáenz, incluido el mismo Sáenz. (Martín Grande es ¿complotista? - Perteneciente o relativo al complot).

Este episodio es relatado en una nota imperdible de Cuarto Poder del 5 de julio y firmada por Elvira Ameal Paredes bajo el título “Espionaje Grande” https://cuartopodersalta.com.ar/espionaje-grande

Quienes conocen a Grande conocen también de su ambición. De hecho se recuerda en Nuevo Diario su intento de compra del “diario chiquito”, cuando en un almuerzo organizado por él en el restaurante frente al supermercado de calle Mendoza al 200, esquina Catamarca, le dijo al director del matutino: “Te voy a comprar el diario, voy a ser su dueño y director y vos vas a trabajar para mí”.

No es malo tener ambición, ya que es el deseo ardiente de poseer riquezas, fama, poder u honores. Puede tratarse también como ambición, el deseo de obtener algo en grande, de tal manera que como seres humanos, se fijan metas ambiciosas, refiriendo con esto al hecho de querer lograr superar las expectativas, sobresalir del resto de las personas. La ambición es lo que mueve y motiva al ser humano día a día, el deseo por superarse y llegar mucho más lejos y lograr los objetivos que para algunos pueden resultar imposibles, Sin embargo para la persona ambiciosa todo es posible con determinación, esfuerzo y dedicación, pero si la ambición es excesiva se transforma en codicia.

El texto precedente casi pinta a Martín Grande de cuerpo entero, sólo que hay que sumarle su soberbia (Sentimiento de superioridad frente a los demás que provoca un trato distante o despreciativo hacia ellos) y codicia (Deseo vehemente de poseer o lograr una cosa inmaterial). Esta combinación se puede aplicar al caso Huergo ya que aún el ciudadano común e incluso el informado, no entiende su intervención en esta causa; ni él mismo supo explicar su intromisión en la delegación de la Policía Federal, a no ser que efectivamente la teoría que gran parte del sector comunicacional abona sea cierta: Martín Grande quería ser gobernador, aprovechando su cercanía con el poder que ostentaba su amigo Marcos Peña a nivel nacional, desatando un escándalo que hiciera “saltar” al entonces intendente y candidato a gobernador Gustavo Sáenz, para postularse él como candidato a gobernador. (Ambición y codicia?). Es con estos ingredientes que toma forma la palabra complot, que según su definición es “acuerdo secreto, conjuración o conspiración de carácter político o social para hacer algo, especialmente si es ilícito o perjudicial para otro”.

Al conocerse su “visita” a Huergo, el diputado nacional macrista y empresario periodístico Martín Grande fue citado por la Justicia; cuestionó el accionar de los fiscales de Salta porque no hay ningún político preso. Desde el Ministerio Público Fiscal la respuesta no se hizo esperar y fue la fiscal Verónica Simesen de Bielke quien aseguró que las declaraciones de Grande “no son ciertas”.
Simesen de Bielke –en una entrevista radial- recordó que semanas atrás citó al diputado nacional de Cambiemos a declarar en una causa que se inició de oficio. Al respecto sostuvo que en base a lo que escuchó, la declaración de Grande “realmente deja bastante que desear”. 

En este sentido, la fiscal explicó que el Código Penal no prevé penas de prisión efectiva si el acusado no cuenta con penas anteriores. Por esta razón, consideró que la sociedad si lo requiere debería pedir a los legisladores que realicen modificaciones al Código Penal porque la pena mínima es un año, entonces nunca el acusado va a estar preso. 

Mientras Huergo mantiene silencio y espera definiciones sobre su situación, su abogado, sostuvo que la causa por facturas apócrifas en contra del erario municipal fue “armada e inflada” ya que no había elemento para tener a Huergo más de 90 días detenido en la sede de la Policía Federal de Salta".

Relacionó la causa que se investiga con la existente a nivel nacional por escuchas telefónicas y persecución política durante la gestión del presidente Mauricio Macri, y aseguró que la denuncia contra su defendido Matías Huergo encuadra en esa categoría.

Asimismo adelantó que apelará el procesamiento de su defendido, que fue dictado por el juez  Julio Leonardo Bavio, quien acusa al empresario y a otras ocho personas más de conformar una “asociación ilícita tributaria”.

Espeche consideró que no tiene sustento la resolución del magistrado y argumentó que denunciará en Capital Federal ante organismos nacionales lo que fue el armado de la causa. Explicó que la denuncia la realizará en otro distrito porque “allá tienen garantizada la independencia e imparcialidad que se necesita para llevar adelante la investigación”.

Responsabilizó de esta situación a algunos funcionarios de AFIP, y el juez y fiscal del caso que tiene a su defendido involucrado.

Agregó que el magistrado y el fiscal comenzaron diciendo que la causa era por una “usina de facturas apócrifas” que funcionaba en la Municipalidad de Salta; empezaron a ventilarse detalles a través de los medios de comunicación, y finalmente se vio que era algo falso y no avanzaron. Asimismo sostuvo que apeló el procesamiento de su defendido ante la Cámara Federal de Salta y que el mismo fue concedido.

Mientras tanto, el periodista legislador o legislador periodista apareció liderando la “marcha de la libertad” del pasado 9 de Julio. Algunos descreídos dicen que va porsu reelección. Otra vez la ambición?.

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Provinciales


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


Más de Te puede interesar
Las notas fueron elevadas por el titular de Hemo-Salta SRL, Martín de la Arena.

DE PACIENTES RECUPERADOS

Banco privado de sangre pretendía cobrar 30 mil pesos por plasma

Tras el escándalo suscitado luego de conocer que un banco privado de sangre de Salta cobraba $30 mil por transfundir plasma recuperado de Covid-19, sin autorización del Ministerio, finalmente se dio marcha atrás a la disposición.


ÚLTIMAS NOTICIAS