Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

DÍAS 5 Y 6 DE ABRIL

Productores de la Quebrada del Toro se instalarán en San Lorenzo

El próximo 5 y 6 de abril, pequeños productores de la Quebrada del Toro que cuentan con el apoyo de la Fundación Alfarcito, venderán sus productos en la parroquia San Lorenzo Mártir de Villa San Lorenzo. 

Habitualmente estos productores se instalan en Puerta de Tastil para vender sus productos.
Habitualmente estos productores se instalan en Puerta de Tastil para vender sus productos.

En la oportunidad tendrán a la venta papa andina, maíz, habas, quinua, chalona, hierbas aromáticas, escabeche, carne de cabrito y cordero, quesos. "Todos son productos naturales y de muy buena calidad", señalaron desde la Fundación. 

Carlos Figueroa, referente de la Fundación que impulsó el padre Chifri, contó a Nuevo Diario que Gabriel Copa Reyes de Quesera, Hugo Vilca (alias Chinguila) de Capilla y Mariano Tolaba de San Bernardo de las Zorras, se unieron para trabajar y vender las producciones. 

Los amigos de la Quebrada que se hacen llamar "Tricota", habitualmente se instalan durante los fines de semana en Puerta de Tastil, unos 8 km antes de llegar a El Alfarcito, donde se abre el camino que va a San Bernardo de la Zorras. 

"Eligieron este sitio por estar equidistante de sus hogares y con la finalidad de economizar los gastos de traslados.

"No cuentan con camionetas, trasladan los productos en moto, debiendo hacer varios viajes para poder instalar el puesto de venta. Ellos deben soportar el sol, el viento y las temperaturas extremas para poder vender. Muchas veces las ganancias no son lo suficiente y apenas alcanza para solventar los gastos y poder llevar unos pocos pesos al hogar", dijo Figueroa.

En la actualidad, los pequeños productores están aprovechando los proyectos de Impacto Verde en la Puna, llevado a cabo por la Fundación Alfarcito con el aporte de la empresa Bayer. 

El año pasado lograron plantar árboles frutales que, gracias al cuidado, se adaptaron a este ambiente geográfico tan particular.

Ellos armaron invernaderos de altura para intentar trabajar algunas verduras que de otra manera es imposible obtener.

Durante el invierno es imposible sembrar, porque el suelo está tan frío que no permite que las semillas germinen. En los meses de octubre y noviembre escasea el agua, debiendo cuidar el agua de los arroyos, es muy poca para el uso personal, de los animales y el riego. Al respecto la Fundación se encuentra trabajando en los proyectos de riego por goteo y la colocación de cisternas para un mejor almacenamiento y el correcto uso del agua.

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


VER MÁS

Provinciales


Más de Te puede interesar

ÚLTIMAS NOTICIAS